CENA DE NEGROS

Marco A. Vázquez

Demencia…

Locura, paranoia, y hasta un poco de tontejez refleja el gasto millonario que hacen algunos alcaldes de Tamaulipas por parecer los mejores del mundo cuando en realidad no son buenos ni para organizar una carne asada, menos para hacer obra pública, le detallo.

No hace muchos años corrió como reguero de pólvora la especie de que Alfonso Sánchez Garza, anterior alcalde de Matamoros, había sido reconocido como uno de los 10 mejores alcaldes del mundo (y sus alrededores) por la organización The City Mayors Foundation, que cada dos años reconoce a los mejores presidentes municipales o gobernadores del mundo con su premio World Mayor, y así lo daban a conocer.

A poquito más de un año que Alfonso Sánchez Garza dejó la Presidencia Municipal de Matamoros sabemos perfectamente quien es, que dejó la ciudad hecha un desastre, sumida en la más terrible inseguridad, saqueada, y con graves problemas para solventar algunos gastos que hicieron, vaya, fue tan mal alcalde que ni siquiera pudo conservar la alcaldía en poder del PRI, lo sabemos con todo y que hasta Proceso se público un boletín, o algo que parecía publicidad pagada, donde garantizaban que “el edil matamorense fue ubicado por World Mayor en el lugar número 10; y lo calificó como uno de los políticos mexicanos estrella en ascenso”.

Ponchito no es el único mal ejemplo de ese organismo The City Mayors Fundation, en su tiempo y en su espacio también reconocieron a Andrés Manuel López Obrador con un segundo lugar, y a Marcelo Ebrard con el primer lugar mundial por su gobierno en el DF, si, esa administración perredista que se robó, desvió, o no pudo justificar más de 560 millones de pesos en una sola obra, en la línea dorada de El Metro.

¿Más ejemplo?, van, este fin de semana cientos de medios de comunicación en Tamaulipas, y otros del país, publicaron una “noticia” donde se hace saber que Carlos Cantú Rosas, alcalde de Nuevo Laredo, fue premiado con el primer lugar nacional como mejor alcalde y se hizo el reconocimiento por el Gabinete de Comunicación Estratégica, en segundo lugar quedó Leticia Salazar, alcaldesa, también panista, e igual que Ponchito, también de Matamoros.

Un medio informativo de Nuevo Laredo, que pública la nota y deja abierto su foro de discusión o sus comentarios, nos podría ilustrar muy bien ambos casos, de Cantú Rosas los participantes no lo bajan de merolico, mentiroso, y hasta cínico al no reconocer la situación de inseguridad y la poca obra pública, de Leticia Salazar solo preguntan que si contaba con cien puntos el pintar de azul cualquier cosa que se les ponga enfrente, incluido el futuro pinito de navidad.

Lo cierto es que la misma nota que se publica lo dice todo, según el periódico el llamado Gabinete de Comunicación Estratégica, que reparte dichos reconocimientos, se entrevistaron en 400 casas de 60 municipios evaluados en el país, es decir, le preguntaron a seis personas la situación de cada municipio, quizá dos de ellos eran la pareja presidencial, otro su jefe o jefa de comunicación, dos allegados más, y el sexto la cuenta bancaria propiedad del cualquiera de los dos ayuntamientos, digo, a juzgar por los comentarios tan ácidos y el disgusto tan marcado de los participantes en el foro en mención no se puede pensar otra cosa.

Es decir, de los 400 mil habitantes de Nuevo Laredo, y de los 500 mil de Matamoros apenas le preguntaron a 12 personas, seis de cada uno de ellos y probablemente elegidas, y de ahí pintaron sus respuestas como una realidad en ambos municipios.

Si, tratan de sorprender a la gente, o quizá se hacen tontos solos, al publicar encuestas o supuestos estudios con esas características, con un margen de error que debe ser cercano al mil por ciento.

Sea, como quiera que sea, el tiempo, el bendito tiempo que como dice el poeta a nadie perdona, un día le dará la razón a quien la tenga, la experiencia del priísta Ponchito Sánchez Garza, y del perredista Marcelo Ebrard, nos hacen prever que pudieran ser casos similares, ya veremos.

Tiene razón, Leticia Salazar y Carlos Cantú Rosas parecen ser mejores que muchos alcaldes priístas de Tamaulipas, y son mil veces mejores que Ponchito, el ex alcalde de Matamoros calificado como de clase mundial que tuvimos el trienio anterior, pero eso no tiene mérito alguno, es más, le apuesto, doble contra sencillo, que andan en los mismos excesos, y para eso también hay ejemplos que usted ya debe conocer o que sino el bendito tiempo se los pondrá en sus manos.

Es real, esto es demencia, una locura incontrolable por quererse pintar como los mejores del mundo con la sucia intención de que la gente les crea y ganar reflectores y, de ser posible votos, para la elección del año que viene y la del 2016.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

A %d blogueros les gusta esto: