CENA DE NEGROS

Marco A. Vázquez

Castigos…

El 20 de noviembre un grupo de inconformes, según ellos por la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, atentaron contra la vida de policías y ciudadanos a quienes agredieron con palos, piedras, explosivos, e incluso armas de fuego y las llamadas bombas molotov, a 11 de ellos los detuvo la PGR a otros la policía del Distrito Federal.

Entre los 11 detenidos uno es de nacionalidad chilena, por él ya metieron las manos la embajada, los familiares, estudiantes compañeros en aquel país, según ellos, porque se atenta contra sus derechos humanos.

Le pregunto, ¿merecen la cárcel ese tipo de personas?, la PGR dice que sí, que han cometido el delito de motín, homicidio en grado de tentativa, y asociación delictuosa, pero, ¿usted qué opina?…

Desde luego, lo que sucede en el país no es para quedarse cruzados de brazos, la ejecución, desaparición forzada, o cómo le quiera llamar al caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, Guerrero, más miles de mexicanos  que se encuentran en la misma situación en todos los Estados de la República, no es asunto menor, debe resolverse y, sobre todo, hacer lo necesario para que ese tipo de acciones no vuelvan a repetirse.

Pero además, no solo la violencia nos debe poner en movimiento, también es tiempo de protestar por la corrupción, la impunidad, la pobreza, la mala calidad educativa, y todo lo que sea necesario corregir en el Gobierno para que nuestra sociedad vaya sanando y de esa manera se logre una paz duradera, vaya, que la solución a la inseguridad no se trate solo de balas y muertos sino de ver a nuestra gente como seres humanos y, como tales, atenderlos de manera integral.

Sin embargo no debemos caer en la violencia porque nos llevará a más muertos, a deteriorar más la imagen del país, a sumirnos en más pobreza.

Aunque nos duela, es un hecho que quienes lanzaron bombas, palos, piedras, tiraron golpes e intentaron asesinar policías o a cualquier otro ciudadano, merece la cárcel, quizá en este caso cuadre a la perfección el delito de terrorismo, de motín, y merecen estar encerrados por el simple hecho de que dañan a todo el país con sus acciones, y más aún, pueden provocar la muerte de más inocentes en una reacción de la policía, de cualquiera de ellos que vea su vida amenazaday utilice su arma contra la multitud.

Igual usted tiene razón, también merecen estar en la cárcel las autoridades que no han sabido resolver el caso de Iguala, que no fueron capaces de prevenirlo, que han provocado tanta pobreza y necesidad que orilla a personas con hambre a hacer lo que sea necesario para que coman sus hijos o ellos mismos.

Ambos, los de las protestas violentas y las autoridades, merecen ser sometidos a un duro escarmiento, merecen cárcel sin duda alguna.

Pero no se equivoque, igual que ellos, autoridades e inconformes, los ciudadanos en general merecemos un duro escarmiento por tanta pasividad, por permitir que las autoridades nos jueguen el dedo en la boca con tanta ocurrencia y no ser capaces de ponerlos en su lugar, igual necesitamos un castigo por el silencio que se guarda ante la incapacidad de la autoridad por darnos seguridad, buenos servicios, establecer condiciones para que se generen más empleos, para que cada muchacho tenga oportunidades de estudiar, trabajar, y divertirse incluso.

El caso es que debemos buscar los castigos adecuados para unos y para otros, este país se duele de la impunidad, es cierto, pero hay que empezar por nosotros, por encontrar el castigo que merecemos por tener a nuestros hijos, familiares, y amigos, en las condiciones que ahora viven, o intentan vivir todos los días nomás porque no hemos sabido participar con el gobierno y guiarlo cuando sea necesario, o tal vez, por no saber escoger a quienes nos representen o hacernos cómplices de malos políticos.

En otras cosas… el pronóstico para la elección interna del PAN en Tamaulipas no es nada halagador, ni para los propios azules, según las cuentas que tienen los militantes de ese partido están divididos en dos, un poco más de cuatro mil apoyos para César Verastegui y unos 3 mil 500 para Agustín Chapa Torres, el temor es que la situación de encono pueda provocar derrotas en las elecciones federales del próximo año.

“Si perdemos todos los distritos la gente creerá que no podemos ganar en el 2016 y se desilusionará, nos dejará solos, y eso puede suceder por los pleitos internos”, dice uno de los militantes del PAN.

Más aún, afirman que hay indicios marcados de que son los mismos militantes del PAN los que están filtrando información contra los enemigos internos lo que va a deteriorar más la imagen de ese partido.

“Ya ni siquiera dejamos que el PRI o el gobierno nos ataque, les estamos haciendo la chamba, digo, para que nos hacemos pen…”.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

A %d blogueros les gusta esto: