Daran 60 años de cárcel a quienes saboteen ductos de Pemex

imagesCIUDAD DE MÉXICO, 11 de noviembre.- El PRI en el Senado propuso una Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en contra del Patrimonio Nacional en Materia de Hidrocarburos, la cual prevé sanciones hasta por 60 años de cárcel a quienes saboteen o cometan actos de terrorismo contra instalaciones de Pemex y de 35 años a los que “ordeñen” ductos en forma clandestina.

Así lo expuso Omar Fayad, quien pidió a sus compañeros de todas las bancadas sacar adelante en forma expedita esta iniciativa que representa ganancias para el crimen organizado del orden de al menos mil millones de dólares anuales.

Por lo demás, dijo en tribuna Fayad  Meneses, “ahora la reforma energética amerita una protección jurídica especial, pues su adecuado ejercicio constituye una condición necesaria para la seguridad energética y financiera del país, puesto que pese a la vigilancia proporcionada para evitar la extracción ilícita de hidrocarburos, es una realidad que dichas actividades se han incrementado”.

Este proyecto también contempla modificaciones al Código Federal de Procedimientos Penales, al Código Penal Federal y a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, y de acuerdo con el senador Fayad la intención es elevar las sanciones a quienes participen en la cadena de robo, almacenamiento y traslado de hidrocarburos.

El legislador priista detalló que el robo de hidrocarburos constituye un grave problema económico. En el 2012 se estima que el mercado ilícito de combustible ascendió a 33 mil 200 millones de pesos; de septiembre de 2013 a agosto de 2014, estas cifras representan aproximadamente 15 mil 300 millones, alcanzando un beneficio directo de hasta mil millones de dólares para el crimen organizado, insistió.

Tras señalar que este ilícito ha crecido de manera exponencial en los últimos años, al pasar de 155 tomas clandestinas en el año 2000 a 2 mil 612 en el año 2013, Fayad Meneses explicó que esta iniciativa plantea sancionar a quienes participen del robo con penas equiparables a las de la delincuencia organizada.

Estas personas que dañan el patrimonio nacional deben ser objeto de sanciones equiparables no solo al daño material que cometen en contra de Pemex y de los mexicanos, sino también a las afectaciones que cometen en contra del medio ambiente”, recalcó Fayad.

En su iniciativa, el priista resalta que quien de manera ilícita y sin la autorización correspondiente, sustraiga hidrocarburos y sus derivados; de ductos, vehículos, equipos o instalaciones de Pemex y con ellos compre, transporte o negocie ilícitamente, se le impondrá de 25 a 25 años de prisión y multa hasta de 50 mil días de salario mínimo vigente  “cuando la cantidad sea mayor a 30 mil litros”

Además, se subraya en el documento, “se sancionará de 4 a 7 años de prisión y multa de 4 mil a 10 mil días de salario mínimo vigente, a cualquier servidor público que en el ejercicio de sus funciones tenga conocimiento de la probable comisión de algún delito materia de esta Ley y  no lo denuncie ante la autoridad competente”.

A %d blogueros les gusta esto: