Habrá mayor control en casinos de Tamaulipas: Ramiro Ramos

images congresoCon las reformas aplicadas al Código Municipal del Estado y a la Ley Orgánica de la Administración Pública Estatal, promovidas por el Gobernador Egidio Torre Cantú y aprobadas por el Congreso local,  se establecerá un mayor  control de los casinos en Tamaulipas, informó el Diputado Ramiro Ramos Salinas.

Expresó que la acción legislativa tiene como objetivo establecer al Ejecutivo del Estado, por conducto de la Secretaría General de Gobierno, como única instancia  encargada de expedir el documento que avale  o emita la opinión favorable  para la instalación de centros, apertura y operación de cruce de apuestas en hipódromos, galgódromos y frontones.

También para el establecimiento de centros de apuestas remotas y de salas de sorteos  de números o símbolos en el territorio del Estado, para acotar y tener un mayor control respecto al funcionamiento de los mencionados centros de apuesta, de forma que no trascienda en perjuicio grave de la economía, la seguridad y la salud de la sociedad tamaulipeca, agregó.

 El legislador manifestó que la acción legislativa establece que entre las estrategias y líneas de acción del Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016, destacan la de fortalecer la coordinación con la federación en la prevención integral del delito, seguridad pública, combate a la delincuencia, entre otras.

Dijo que la autoridad estatal aduce que los denominados casinos, han crecido exponencialmente y generado graves daños sociales como la Ludopatía, y la afectación al patrimonio familiar, además que son lugares propensos a las actividades delictuosas como el lavado de dinero y sobretodo causan una distorsión en el estilo de vida.

Comentó que esta actividad comercial que pretende justificarse como una “actividad recreativa”, “diversión o entretenimiento” provoca severos daños en materia de salud, porque genera una adicción con graves consecuencias económicas, psicológicas y familiares, así como  en materia de seguridad por el alto grado de riesgo de implicación  en operaciones de lavado de dinero.

Ramos Salinas afirmó que la intención no es cancelar indiscriminadamente opciones de entretenimiento, ni invadir la competencia federal en esta materia, pero si preocupan los posibles daños en lo económico y social que pueda tener la entidad, así como en la seguridad pública que puedan acarrear dichos centros de apuesta.

Manifestó que las comisiones dictaminadoras consideraron que una de las premisas del estado mexicano actualmente lo es la de establecer estrategias que coadyuven  en la prevención integral del delito, al combate a la delincuencia organizada y en general a salvaguardar la seguridad y la paz social, así como la salud pública.

Más allá de ofrecer entretenimiento, diversión y esparcimiento, generan un impacto negativo en el bienestar económico, físico, mental y emocional de las personas, por lo que la proliferación desmedida de estos establecimientos constituye una amenaza  para la estabilidad y buen desarrollo de la colectividad, reveló.

Los legisladores coincidieron con el mandatario estatal que los casinos, por la propia naturaleza de sus actividades, fomentan la Ludopatía, la cual es una enfermedad reconocida por la Organización Mundial de la Salud.

A %d blogueros les gusta esto: