Nikon recupera fotos de víctima mortal en erupción de volcán japonés

1085886Kazuo Wakabayashi se encontraba cerca de la cumbre del volcán practicando la fotografía cuando la erupción lo sorprendió

El fabricante de equipos fotográficos Nikonlogró reparar la cámara de una de las víctimas mortales por la erupción del volcán japonés Ontake el pasado mes de septiembre y devolvió el dispositivo y las imágenes tomadas a su familia.

Kazuo Wakabayashi, un hombre de 66 años de la ciudad de Matsumoto, se encontraba cerca de la cumbre del volcán practicando una de sus aficiones, la fotografía, cuando la erupción lo sorprendió junto a otros senderistas.

La tragedia dejó al menos57 muertosy seis desaparecidos

Junto a él llevaba su cámara nueva, un modelo reflex digital de Nikon adquirido en julio, que se le entregó a la familia el pasado 1 de octubre, rota y cubierta de cenizas.

Cuando representantes de Nikon leyeron la historia de Wakabayashi en los diarios nipones, la empresa se ofreció a reparar la cámara gratuitamente, según informa la edición digital del diario Yomiuri.

Tanto la lente como los filtros, componentes internos dañados y la carcasa roja cubierta de ceniza han sido restaurados y el dispositivo fue devuelto a la segunda hija de Wakabayashi, junto a 200 fotografías recuperadas.

El Ontake, el segundo mayor volcán de Japón con 3 mil 67 metros de altura y ubicado a unos 100 kilómetros de la ciudad de Nagoya, entró en erupción el 27 de septiembre mientras centenares de montañeros se encontraban en sus faldas y en la cima haciendo senderismo.

La tragedia dejó al menos 57 muertos y seis desaparecidos, además de casi 70 heridos de diversa gravedad, la mayoría por golpes, fracturas y quemaduras.

El 16 de octubre, las autoridades niponas decidieron cancelar hasta la primavera de 2015 la búsqueda de las seis personas que siguen desaparecidas en el volcán, tras la caída de las primeras nevadas en la cumbre, que aumentan los riesgos de avalanchas y desprendimientos y dificultan la visibilidad.

La erupción es la que más pérdidas humanas ha causado en Japón desde 1926, cuando hubo 144 muertos y unos 210 heridos por el estallido del monte Tokachi, en la isla de Hokkaido, en el norte del país.

 

A %d blogueros les gusta esto: