CENA DE NEGROS

Marco A. Vázquez

Y sin embargo se mueven…

Metidos en un mar de suciedad, corrupción, y hasta presuntas sospechas de asesinatos, los miembros del Partido Acción Nacional intentan, unos a otros, arrebatarse la presidencia del Comité Directivo Estatal Tamaulipas.

Es, en esa guerra, el sitio que consideran apropiado para darse con todo y filtran información privilegiada, para ellos nada importa si con eso se puede “matar” al enemigo, claro, los resultados de sus indagaciones los entregan en bandeja de plata al enemigo, al que no duda ni un segundo en difundirla qué, al fin y al cabo, igual es útil.

Así, en la sospecha que cinco millones de pesos servirían en la contienda interna para comprar conciencias azules y beneficiar a Agustín Chapa Torres, alguien le puso el dedo a dos trabajadores de Luis Biasi (Secretario de Desarrollo Municipal en Matamoros y muy pero muy cercano a la alcaldesa Leticia Salazar), que con maletas en mano, repletas con un millón 600 mil pesos, intentaban viajar al DF por cuarta ocasión lo que al parecer causó que fueran atrapados por la PGR en el aeropuerto internacional Servando Canales de aquella ciudad fronteriza.

Ya en la declaración que presuntamente hacen los detenidos que se hicieron llamar Jaime Medrano y Juan Eduardo Rodríguez, dijeron que ese dinero iba dirigido a un grupo de abogados que intentan desactivar y cambiar el curso de las investigaciones relacionadas con el asesinato de cuatro jóvenes, tres de ellos americanos, que presuntamente fueron ejecutados por la escolta de la alcaldesa, el llamado Grupo Hércules.

“Habíamos hecho tres viajes con la misma cantidad de dinero, este era el cuarto, nos mandó la jefa Angélica (presumiblemente  haciendo alusión a Angélica Maldonado, Directora de Auditoria del Municipio de Matamoros), ella nos dijo que no había ningún problema”, dice uno de los detenidos en versión que se distribuye en Optimus por el reportero Juan Hernández González.

Todo indica que la guerra intestina del PAN amenaza con llegar a más, pues ahora el mundo, más el panista y el de los enemigos de la alcaldesa de Matamoros, querrá saber la procedencia de esos 5 millones de pesos que se han entregado a “unos licenciados” en el Distrito Federal.

Al respecto se sabe que se orquesta toda una estrategia para pretender hacer culpables de la filtración de información a los enemigos íntimos y lo que viene es de pronóstico reservado, sobre todo porque tendremos que conocer la versión de los involucrados en diversos casos y hasta de autoridades.

Obvio, sería muy sano que para evitar rumores las Procuradurías de Justicia, la federal y la del Estado, hagan un pronunciamiento al respecto, que detallen si hay detenidos, las causas, si el recurso es de la empresa particular de Luis Biasi, como se dijo al principio, o es del erario municipal de Matamoros como se sospecha, eso, entre muchas cosas.

Muy importante es descartar que se use dinero destinado a combatir la pobreza para saciar apetitos personales, para lavar la imagen de un político que quiere ser Diputado Federal y de una política que quiere ser gobernadora, para esconden situaciones oscuras en lugar de aclarar legalmente todos los asuntos en los que andan metidos estos personajes.

Y le repito, Leticia Salazar, la alcaldesa de Matamoros, hasta la fecha parece una buena mujer, una excelente aspirante a la gubernatura del Estado, por ello lo importante es que de muestras claras de que se mueve en la legalidad, que no tiene nada que ver con asuntos oscuros y menos con manejo de dinero que ni siquiera se conoce su procedencia.

Es verdad, hasta ahora no existe nada que compruebe que Leticia se porta mal o hace las cosas fuera de lay, menos que pretende ser tapadera de esos asesinatos, pero la situación le obliga a no seguir escondida sino a dar la cara e informar con puntualidad lo que ocurre en torno a este peligroso asunto.

Por cierto, y también en asuntos del Partido Acción Nacional, un grupo de muchachos se encargó ayer en esta capital de Tamaulipas de repartir vasos de plástico y trípticos con el pretexto de difundir el Segundo Informe Legislativo del Senador, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

Sintetiza, el documento, lo que se hizo en el Senado en este año, el manejo de una fundación altruista, y un mensaje que parece arrancado de los apostolados de una secta religiosa o de alguien que se quiere vender como Santo para ganar adeptos, luego votos azules para ser candidato a la gubernatura, y después despachar en el 15 Hidalgo y Juárez.

“Ten confianza, yo te mostraré el camino” dice la frase en el tríptico que distribuye el Senador en esta que parece ser otra etapa más de su carrera rumbo a la gubernatura del Estado, le digo, los azules siempre hablando de Dios, o como Dios, y actuando casi como el meritito demonio.

Ahora, más allá de la situación de Leticia Salazar y de Francisco García Cabeza de Vaca, una realidad es que ambos cumplen su objetivo de estar presentes en los medios, de que la gente les siga conociendo, apostándole a que el descredito de la política y los medios de comunicación les sirva a la hora final y la gente consideré que son ellos los buenos para la gubernatura, exacto, los maltratan los hechos y los dichos pero, y sin embargo se mueven…

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también la cuenta de facebook y el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

A %d blogueros les gusta esto: