EL FRANCOTIRADOR

Por Óscar Jiménez

RODARÁN CABEZAS

Desde hace algunas semanas en la ciudad de Nuevo Laredo explotó un grave problema de aparente corrupción en la oficialía del registro civil.

Y es que el Lic. Roberto Rodríguez Chavez encabezó una queja ciudadana en contra de cobros irregulares en la expedición de actas de nacimiento, ceremonias de matrimonio, y en cada documento que en esa dependencia estatal se emite.

Pues quiero decirles que desde palacio de gobierno del estado trasciende que la altas autoridades de Tamaulipas ya tomaron cartas en el asunto y ya decidió. Van a sancionar.

Por eso este viernes se espera acuda a Nuevo Laredo Alejandro Torres Mansur, coordinador general del Registro Civil Estatal para proceder administrativamente. Rodarán cabezas.

Esta dependencia forma parte de la secretaría del trabajo y asuntos jurídicos del gobierno del estado, siendo su titular Rolando Guevara González.

Me explico. El asunto se trata de cobros desmedidos y evidentemente ilegales en la Oficialía Primera del Registro Civil en Nuevo Laredo, misma que está al mando de Luis Onofre Hernández Madrigal.

Para empezar le digo que una acta de nacimiento oficialmente tiene un precio al ciudadano de 64 pesos (de acuerdo a un tabulador que emite la propia secretaría que encabeza Rolando  Guevara González), pero en Nuevo Laredo la cobran a 192 pesos cada una.

Y si hacemos un pequeño ejercicio estimando que se emitan 200 actas a la semana, y si se cobra a 64 pesos serían 12 mil 800 pesos en total. Este cobro sería el legal.

Pero en realidad se viene cobrando a 192 pesos cada acta de nacimiento. De tal manera que si multiplicamos 192 por 200 arroja una cantidad de 38 mil 400 pesos. Así la diferencia entre 12 mil 800 pesos y 38 mil 400 pesos es de 25 mil 600 pesos por semana, ganancia ilegal que alguien se viene embolsando ya que solamente entran a las arcas lo del cobro legal de 64 pesos cada acta de nacimiento.

Y si multiplicamos 25 mil 600 pesos por 4 semanas (1 mes) nos arroja un total de 102 mil 400 pesos de ganancia ilícita, y si otra vez multiplicamos por 12 (1 año), entonces nos espantamos cuando nos damos cuenta que solamente en un oficialía del registro civil y en un sólo cobro de un servicio (como lo es un acta de nacimiento) la ganancia ilegal es de 1 millón 228 mil 800 pesos anuales.

Pero también hay reportes de que en la Oficialía Primera del Registro Civil de Nuevo Laredo a cargo de Luis Onofre Hernández Madrigal cobraban más por la ceremonia de matrimonio.

Otra vez me explico. Si una pareja se quería casar y acudía a las oficinas del registro civil para contraer matrimonio el

cobro oficial es de 638 pesos (de acuerdo al tabulador oficial), pero la queja ciudadana es que se venia cobrando mil 800 pesos.

Y si la pareja quería que el oficial del registro civil acudiera a su casa o a un salón de eventos a casarlos el precio oficial es de mil 400 pesos, pero en realidad cobraban 3 mil pesos.

Y mire usted, el pez por su propia boca muere, ya que el mismo titular de la Oficialía Primera del Registro Civil de Nuevo Laredo declaró a los medios de comunicación de su ciudad el pasado mes de enero que durante el período enero-diciembre de 2013 se realizaron 2 mil matrimonios en esta ciudad.

Y otra vez hagamos un ejercicio simple. Si el precio oficial es de 638 pesos (acudiendo a las oficinas del registro civil)   sería 1 millón 276 mil pesos lo que debería obtener esta oficina por 2 mil matrimonios al año.

Pero en realidad se cobra mil 800 pesos (acudiendo a las oficinas del registro civil), y entonces tenemos que se obtiene al año 3 millones 600 mil pesos.

Entonces a los 3 millones 600 mil pesos se les resta 1 millón 276 mil pesos, y otra vez nos vamos de espaldas, ya que la diferencia es de 2 millones 324 mil pesos que es la ganancia ilegal que alguien se está llevando a su cartera utilizando deslealmente a una oficina del gobierno estatal.

Vaya pues, que de acuerdo a las denuncias ciudadanas que tomó como suyas el abogado Roberto Rodríguez Chavez en el registro civil de Nuevo

Laredo (y quién sabe en cuántos municipios más) hay un negocio particular. Y Rolando Guevara González, secretario del trabajo y asuntos jurídicos de Tamaulipas y Alejandro Torres Mansur, coordinador general de registro civil estatal no vieron o no quisieron ver durante meses.

Pero como el gobernador del estado ha hecho suyo el combate a la corrupción se tomaron cartas en el asunto, y ahora se espera que este viernes acuda a Nuevo Laredo Alejandro Torres Mansur para ejecutar una proceso administrativo a los implicados en este caso de corrupción.

osjinuf@gmail.com  www.elfrancotirador.mx

A %d blogueros les gusta esto: