CENA DE NEGROS.. Aterrador…

Marco A. Vázquez

Aterrador…

El 2014 se puede resumir en una sola palabra, aterrador.

Fue un año en el que vimos, ojalá que culminar, la obra de la delincuencia cuando el Estado (perredista, priísta, panista, y del color que lo represente) se erigió en el gran ejecutor y mató a sus ciudadanos para conservar el poder, y en casos peores, por placer.

Los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa que presuntamente fueron masacrados por policías y delincuentes nomás para que no interrumpieran el informe de labores de la presidenta del DIF municipal de Iguala, Guerrero será el sello distintivo del 2014.

No hay que cerrar los ojos, fue el Estado perredista de Guerrero el que desapareció a esos muchachos, como lo fue el priísta de Zedillo el que presuntamente mando ejecutar niños, mujeres, y ancianos en Acteal, Chiapas, y como fue el gobierno panista de Felipe Calderón el que participó, a veces directa y otras indirectamente, en la desaparición o muerte de más de 300 mil mexicanos según un diario francés.

Pero, regresemos al 2014 que ahora muere, le comento, no solo fue inseguridad, también vimos crecer la pobreza y para coronar todo el cinismo de una administración y sus cómplices, observamos como la esposa de un presidente Angélica Rivera, pudo comprarse una casa de 87 millones de pesos, nomás para que se dé una idea, ese dinero pudo servir para adquirir unas 500 casas de las de Infonavit.

Un desastre de año, los partidos políticos se burlaron de la inteligencia de la gente y en lugar de promover consultas ciudadanas que pudieran cambiar, o corregir el rumbo del país, prefirieron hacer campañas anticipadas rumbo a la elección del 2015 con temas como la reforma energética, los salarios mínimos y la desaparición de 100 Diputados plurinominales, lo hicieron para conseguir votos el próximo año o nomás para darle más reflectores a sus figuras que serán candidatos o candidatas.

Este 2014 también será recordado como el año de los escándalos políticos, una Senadora del PRD, ese partido de izquierda que cobra muy bien con la derecha, fue intervenida en sus teléfonos para filtrar conversaciones donde planeaba hacer negocios con la reforma a las telecomunicaciones, es decir, su voto sería manejado de acuerdo a como le fuera en la feria.

Claro, será inolvidable aquel video de los Diputados Federales del PAN en una fiesta realizada en un departamento de esos que cobran 3 mil dólares la noche, fiesta que era amenizada por una banda y los entretenían teiboleras para que no se estresarán mucho, se dice que la fiesta fue pagada con el dinero del pueblo.

Antes de ello, los del PAN hicieron bulla entre ellos, la renovación de su dirigencia nacional los llevó a sacarse los trapitos al sol y hasta que se dijeron pinches ladrones, sinvergüenzas, rateros, cómplices del gobierno, y otras lindezas.

Oceanografía, la empresa que hizo negocios con Pemex por muchos cientos de millones de dólares, fue otra mancha más a los corruptos gobiernos del PAN que apareció en el 2014, cierto, en ese negocio se mezclaron con el PRI, y más cierto que ahora hasta la izquierda protege o se queda convenientemente callada para no hablar más del caso.

En el PRD no curtieron mal las vaquetas, se descubrió, por problemas políticos internos más que por ganas, un fraude de 500 millones de pesos tan solo en la construcción de una línea del metro, la dorada, y casi al finalizar el 2014 un delegado, el de Iztapalapa, chocó por manejar borracho una camioneta que tiene un valor de un millón y medio de pesos y que era propiedad de una empresa que hizo con su gobierno negocios multimillonarios, al parecer, hablamos de sobornos y corrupción.

Sería interminable seguir con las malas noticias, de todos los partidos, y quizá por ello lo más sencillo será calificar a este 2014, que hoy termina, como aterrador.

Por lo demás, nos debe quedar claro que el cambiar México está en nosotros, en obligar una mejor educación, más participación ciudadana, pero sobre todo, mejores gobiernos, vigilarlos, auditarlos, exigirles, de ser necesario, hacer bien las cosas.

Debemos, por lo pronto, empezar a estar muy atentos a la política, ver quiénes serán los candidatos a Diputados federales y apoyar a quien confiemos, hablar de él en la familia, con los vecinos, escuchar a quienes creen en otros, los argumentos, convencernos y descartar en definitiva a quienes solo han hecho un negocio de la política o la han usado para su beneficio personal.

Lo que parece definitivo es que debemos dejar pasar, por lo menos en el siguiente proceso, las ideologías y los partidos, no votar con el argumento de que se piensa en la izquierda, en el centro o la derecha porque ya vimos que todos resultan iguales cuando tienen en su mano el presupuesto, entonces la prioridad es elegir a los más decentes de los que andarán buscando el voto, quien nos dé más garantías de que se conducirá pensando en el pueblo y no en su cartera o los negocios privados.

Es lo más real que le voy a decir hoy, de nosotros depende que el 2015 sea un buen año y el 2016 mejor, de nosotros depende que este aterrador 2014 se quede solo como una experiencia, como un año en el que aprendimos, y ya.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

A %d blogueros les gusta esto: