CENA DE NEGROS Culpables…

Marco A. Vázquez

Inseguridad, pobreza, corrupción, impunidad, son cuatro palabras que escuchamos todos los días en los próximos meses y seguramente nos llevarán a tomar decisiones el próximo 7 de junio, domingo que habremos de elegir 500 Diputados Federales en México.

Todos los partidos son culpables de nuestras circunstancias, unos más otros menos, unos de pensamiento, otros de palabra, algunos más por obra, existen los que han pecado de omisión, y los que hacen todo a la vez.

El ciudadano igual debe ser declarado culpable, por callar, no presionar a las autoridades a ser diferentes  y tolerar una serie de situaciones que no son normales, por más que nos hayamos acostumbrado a vivir con ellas, a cambio de cualquier cosa o de nada.

Lo anterior viene a colación porque estamos en un periodo decisivo para los mexicanos, en un proceso electoral en el que debemos elegir a los mejores, a quienes podamos confiarles el futuro de nuestros hijos, nietos, y el propio.

La tarea es harto difícil, se trata de, una vez que los partidos políticos han puesto sus cartas sobre la mesa, elegir a quienes sean decentes, hayan dado resultados en sus encomiendas anteriores, a lo que den un mínimo de garantías de que pueden hacer las cosas bien, y le digo que es complicado porque de aquí al día de la elección tendremos miles y miles de lobos disfrazados de ovejas, de ladrones y saqueadores con un traje de políticos.

Si, también se trata de cerrarle la puerta a los corruptos, a quienes buscan el poder con la única intención de enriquecerse, de robar, de transar, de hacer negocios a la sombra del poder sin importarles el pueblo.

La lógica sentencia qué quien ha robado una vez lo hará siempre, quien ha vendido una elección lo hará de nuevo, que quien no ha cumplido hará lo mismo, en síntesis, los mismos de siempre darán los mismos resultados de siempre, y conste, no me refiero a los partidos, me refiero a los personajes, a los que se disfrazan de políticos pero tienen un alma negra.

Por su futuro, el de sus hijos y el nuestros, ya no vote alentado por una despensa, ni por dinero, mucho menos por el interés particular, recuerde que formamos parte de una sociedad, que en la medida que nos vaya bien a todos las cosas van a mejorar porque con uno que tenga necesidad tendremos un delincuente en potencia, un futuro asesino o sicario.

Debemos, por lo pronto, deshacernos de los ladrones y saqueadores que se visten de políticos en épocas electorales con la malsana intención de engañarnos, de ganarse un voto y explotarlo para beneficio propio.

Otra premisa es votar por quien le pida su voto y le convenza de que hará un buen uso del mismo, por el que pase a su casa a hacer compromisos o lo pueda ver en algún evento en la vía pública, ya no aliente a los güevones, quienes no hacen campaña ni nada para beneficio propio menos lo harán por nosotros o nuestras familias y vecinos.

Viene una elección muy importante para el país, la más importante de todos los tiempos porque quizá se trate de nuestra última oportunidad de sacar a México de su pobreza, corrupción, impunidad, de la inseguridad, tan solo con emitir un sufragio bien pensado, todavía, y a pesar de los escenarios de México, estamos en condiciones de salir de los problemas por la vía política y no de las armas, de la violencia que solo va a generar más violencia, más pobreza y más impunidad.

El próximo jueves conoceremos la otra mitad de los candidatos del PRI, el PAN tiene sus procesos de selección interna para el próximo mes pero ya tiene todas las listas de aspirantes publicadas en su página, el PRD igual mostró una larga lista de aspirantes a candidatos y Movimiento Ciudadano anda en las mismas, nos falta conocer que presentarán el resto de los partidos pero ya no falta mucho para ello.

Hoy todos somos culpables de la situación que vivimos, los que se disfrazaron de políticos y tomaron el poder lo son porque permitieron el grosero enriquecimiento de una muy pequeña parte de mexicanos mientras otros 60 millones se mueren de hambre, porque igual se coludieron con el crimen, porque no hacen lo suficiente para acabar con la impunidad, y nosotros, los ciudadanos, somos culpables por callar, por votar a favor de alguien a cambio de migajas, o peor aún, nomás por coraje en contra de un partido o contra el grupo que alienta a un candidato.

Pero  igual todos podemos ser culpables del cambio, por eso la obligación de participar en la política, de irnos del lado de los mejores, de alentar a la gente decente y cerrarle el paso a los corruptos, y le repito, sean del partido que sean.

En otras cosas… hoy el gobernador Egidio Torre Cantú tendrá una reunión con la sociedad civil de Victoria, es ese ejercicio de escuchar, afinar proyectos de la gente, alentar ideas, y eso siempre dejará buenos resultados al final del día, porque escucha otras opiniones, conoce otras percepciones, conoce otras realidades.

También hoy inician clases en la Universidad Autónoma de Tamaulipas, el rector Enrique Etienne Pérez del Río lanzó un mensaje a la comunidad universitaria para ser mejores, para construir el conocimiento, para ser lo que los tamaulipecos necesitan, por nuestra parte, hacemos votos para que los jóvenes, que son más de 40 mil, tomen conciencia de que en ellos está el cambio y que meter reversa otra vez ya no es permisible.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

 

A %d blogueros les gusta esto: