CENA DE NEGROS Gasolina a la hoguera…

Marco A. Vázquez

Corrupción e impunidad son los graves problemas de México, lo primero ha ocasionado una terrible pobreza, que en México el pueblo muera de hambre o por enfermedades que una persona bien alimentada las acabaría con paracetamol, mientras la impunidad nos causa que haya más delito e inseguridad que, a su vez, es alimentada por ejércitos de muchachos o señores pobres que tienen que delinquir con el objetivo de satisfacer sus necesidades básicas o su familia, si, es un circulo vicioso.

Más triste es que México arde en llamas y le inyectan gasolina a la hoguera, parece que los políticos de hoy no lo entienden, tan es así que este 1 de enero nos encontramos con dos noticias malas o pésimas, una, la del aumento al salario de dos pesos con 81 centavos al día y, otra, el incremento a la gasolina en casi 30 centavos por litro.

Pobreza, inseguridad, corrupción, impunidad, hambre, mala educación, todas esas palabras encierran el 90 por ciento de la realidad del país, el otro 10 por ciento, el de la riqueza y el despilfarro, solo lo disfrutan pocos o muy pocos, la gran mayoría los políticos encumbrados y la otra partecita son sus cómplices que hacen crecer la empresa privada bajo la protección oficial del gobierno, otro circulo vicioso.

Reza el viejo y conocido refrán que mal empieza la semana a quien ahorcan en lunes lo que parece idóneo para recordar que hoy empieza un año y lo comenzamos con una mentada de madre del gobierno federal a su clase trabajadora a la que le aumenta dos pesos y 81centavos por día en salario y por otro lado le propina severo golpe al bolsillo con el aumento de los hidrocarburos, la electricidad, y los impuestos comunes.

Desde lejos, desde este rincón, se observan dos salidas para este país, una que tiene que ver con las armas, con destrozar México para que renazca desde sus cenizas, y la otra, la más viable, tiene que ver con derrotar a los malos políticos en las urnas, votando en contra de ellos, echándolos a la basura para que ocupen su lugar los que sientan compromiso con nuestra gente.

Una vez más, este año, el 2015, será muy importante, elegiremos 500 Diputados Federales, 500 servidores públicos que en sus manos tendrán la facultad de hacer leyes que nos hagan más digna nuestra vida, que nos garanticen un mínimo de situaciones que nos lleven a vivir cada día mejor, que distribuyan mejor el presupuesto y obliguen a que se aplique en cosas que realmente valen la pena.

Es, la elección de este 2015, la enorme oportunidad de acabar con los malos políticos, con quienes se enriquecieron mientras el pueblo moría de hambre.

Si, una vez más, y otra vez, y las que sean necesarias, olvídese que es del PRI, del PAN, del PRD, de izquierda, de derecha, o del centro, ya la historia tiene un sinfín de ejemplos que nos muestran que a la hora de tocar y manejar los presupuestos todos son iguales, por ello debe interesarnos elegir a personas decentes, a quienes han cumplido en su trayectoria como servidores públicos, a quienes piensan en usted y en mi, en nuestros hijos, si los hay, y tenga la seguridad que los necesitamos.

El 2015, por obligación, debe ser nuestro mejor año, por ello a partir de ya usted debe ver quienes aspiran a un puesto de elección popular, la razón que tiene para votar a favor o en contra de ellos, platíquela con su familia, sus amigos, vecinos, trate de convencerlos de sus argumentos, pero no se ciegue, también escuche, analice, y piense en sus hijos antes de ir a la urna en el mes de junio.

Tenemos más de cinco meses para tomar una decisión, el primer paso es convencernos que en el PRI hay buenos políticos como existen en el PAN, en el PRD, en Movimiento Ciudadano, el PT, el Panal, el Verde, en Morena, Encuentro Social, y el Partido Humanista, y eso mismo nos debe hacer conciencia de que en todos ellos también existen los ladrones, los saqueadores y son los que debemos evitar, tenemos que conocerlos y si un organismo nos quiere ofrecer a un corrupto hacerlo saber a la gente para que no voten por él.

Ojalá, por el bien del país, que las campañas en contra de todos los ladrones se desaten a la menor provocación, hay que “quemarlos” a todos y, ojalá, por responsabilidad y por ser la última oportunidad que tiene México de salir adelante, todas esas campañas sean reales, con fundamento, y no meros inventos para acabar con el enemigo político y que vuelvan a ganar los transas, los que tienen más saliva, los más perversos.

Si, se trata de no echarle más gasolina a la hoguera, entender que todos debemos ayudarnos, que ya no es posible que México cambie con los mismos, que son tiempos de que nos sigan los buenos.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

A %d blogueros les gusta esto: