CENA DE NEGROS Trampas…

Marco A. Vázquez

¿Qué partido le ha hecho más daño a México?, la respuesta es harto difícil de responder, más para quienes hemos visto al PRI, PAN, PRD y a otros partidos políticos ejercer el poder.

Tan mal nos ha ido que parece no es un exceso generalizar, da la impresión de que es muy justo decir que todos los gobiernos, de todos los colores, han caído en la tentación de robar, de corromperse, de abusar de los más pobres, de traficar influencias, hasta de beneficiar a la familia, amigos, novios, novias, amantes, parejas del mismo sexo, y demás, total, el pueblo sigue agachado.

Igual debemos mencionarlo, también todos los gobiernos, de todos los partidos, han tenido a sus hombres y mujeres estadistas, los que han velado por el interés del pueblo, lo que han mantenido este barco que se llama México a flote o por lo menos han evitado que no se hunda, para desgracia de nosotros han sido la excepción que ha confirmado la regla, los menos, y los que hacen confirmar el grado de corrupción que se vive en la política, este saco, y el de arriba, se lo puede poner quien guste o usted se lo puede llevar a quien así lo considere y lo merezca.

Sin embargo, así como no se comete un exceso al decir que todos los gobiernos y de todos los partidos han caído en excesos tenemos que aceptar que en esas acciones el pueblo se ha vuelto su cómplice, ha callado, en casos aberrantes llegamos a seguir apoyándolos con la tonta idea de que iban a cambiar o podían ser diferentes, o peor aún, por unas despensas o un poco de dinero.

En México la mayor parte de las veces tiene mucha razón la sentencia de que cada pueblo tiene el gobierno que se merece, la indolencia, la flojera, el conformarnos con tan poco y a veces nomás por no meternos en problemas nos ha hecho cómplices de los malos, de los corruptos.

Valga la reflexión para anotar que inicio el segundo periodo del segundo año de la legislatura en Tamaulipas, se abre un nuevo capítulo en el Congreso del Estado, un periodo que será, por mucho, el más importante de los últimos años y que inicio de buena manera, con todos los poderes del Estado ahí reunidos, con el respeto del poder judicial en voz  de Armando Villanueva Mendoza, y del ejecutivo representado por Egidio Torre Cantú en sus discursos.

Nos gustaría, por el bien de Tamaulipas, observar una legislatura metida a fondo en los asuntos torales del Estado, analizando la propuesta de reforma político electoral que tendrá en sus manos, calificándola, y haciéndola una ley que marque la pauta del cambio definitivo, democrático, y duradero.

Es, pues, tiempo de empezar a observar el trabajo de los muchachos de Ramiro Ramos Salinas, presidente del Congreso, de proponer, vigilar hacía donde se dirigen y los objetivos que se persiguen, esperar que se plasme en la ley lo que no se han atrevido a hacer otros Congresos, que los exámenes de control y confianza a los políticos que aspiren a un puesto de elección popular se hagan una realidad.

Los tamaulipecos estamos transitando a la perfección de la democracia, el siguiente paso lo darán los Diputados y, ojalá, no vaya a ser condicionado por caprichos de partidos o deseos de dirigencias de algunos de ellos.

Asimismo hacemos votos porque este Congreso siga apartado de la política electorera y se meta a analizar cada tema con especialistas, apoyado en instituciones académicas o sociales, con la opinión de la gente y observando siempre el interés general de los tamaulipecos y no el propio o de los partidos..

Para beneficio de los tamaulipecos, las últimas legislaturas han sido más democráticas, de mayor apertura, han discutido a los ojos de todos los temas importantes del Estado, por eso le digo que es momento oportuno para no perderla de vista, para buscar la forma de participar con este Congreso.

De lo que se trata, en resumen, es de no caer en las mismas trampas del pasado, de que no vaya a ganarnos la indolencia, de que este Tamaulipas le muestre a México de que estamos hechos y lo que podemos valer,

En otras cosas… la importancia de la Universidad Autónoma de Tamaulipas se mide, más que en discursos y buenos deseos, en acciones, en las investigaciones, en la creación del conocimiento, en el respeto de instituciones del mismo nivel en México y del reconocimiento de otros países.

Vale la pena, en ese sentido, hacer saber que el embajador de Cuba en México, Dagoberto Rodríguez Barrera, hizo una visita a esta institución, aprovechó el tiempo para revisar programas, para proponer el intercambio de conocimientos entre investigadores y estudiantes de la UAT con instituciones de educación superior en Cuba, eso se llama avanzar, intentar ganar prestigio y obtener reconocimiento que a la larga servirá para que más empresas contraten a los egresados de nuestra máxima casa de estudios con la confianza de que darán resultados.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

A %d blogueros les gusta esto: