LAS ALCALDIAS, ¿tumbas políticas?

LA HORA DE TODOS / Víctor Contreras

El arabePor el primer piso de palacio deambulaban con sus carpetas bajo el brazo los ex alcaldes de Llera, de Villa de Casas, de Miquihuana, el ex chofer de Juan Antonio Ortega, “El Pollo”, alias Mario Alberto Ortiz Cano, “Santitos” y Matías, respectivamente.

No andan haciendo política ni gestoría social para la gente jodida de sus terruños. Andan cobrando  facturas, porque cambiaron de giro: ahora son unos exitosos constructores.

Y todavía retumba en los pasillos y en techo de palacio el eco de la frase lapidaria o acusatoria del Subsecretario de Egresos:

–“¡Bueno, no llenaron cuando fueron alcaldes!”

El negocio es la construcción y uno era visitador agrario, otro chofer en el Registro de Electores y el otro, de origen laboral anónimo.

Y de pronto, unos prósperos constructores.

Bien dicen que las alcaldías “son las tumbas políticas” para los políticos que no cumplieron con sus compromisos. Ya no pueden ni aspirar a ser presidente de su colonia o de su ejido, porque el desprestigio que han dejado no se lo quitarán ni cambiando de ciudad ni explicándole a la ciudadanía que no se apropiaron de recursos ajenos, que su vida fue honesta, diáfana y cristalina.

Pero ese no es el problema, lo importante es que los ahora ex alcaldes, han sugerido a sus ex colaboradores que demanden al municipio de donde proceden y eso tiene en la quiebra las finanzas municipales.

En el caso de Jaumave, pese a que El Sordo, actual presidente municipal apoyó con todo y su familia al ex al alcalde perredista, el pastor protestante, primo político de Manuel Cavazos Lerma, ahora es su peor enemigo y de los trabajadores sindicalizados del municipio.

Y Ricardo Quintanilla Leal y sus secuaces tienen demandando al municipio por más de 8 millones de pesos y ya se llegó al extremo que le tienen incautadas las cuentas bancarias al gobierno municipal y ahora lo endeudarán por otros tres o cuatro trienios para salir del paso…

Y como el tesorero y su hermano, el de comunicación social, Carlos y Jesús Ruíz Castro, le hablan bonito al oído, pero con el no oye, pues van a seguir cometiendo los mismos errores y lo pagará caro el próximo alcaldito, quien “se sacará la Rifa del Tigre…”

Lo mismo sucede en Miquihuana, llegó una administración panista y ex trabajadores y ex funcionarios tiene en jaque al erario municipal y todo parece indicar que los priistas ganarán el pleito.

En Llera de Canales le sucedió lo mismo al “Pollo” Ortíz y como no salió su gallo aterrizó la misma estrategia y al carnicero Valadez “ya le dan las doce” y no haya la puerta.

Y también lo mismo suceden en Villa de Casas, donde el alcalde ya no siente lo duro, sino lo tupido, que prefiere hacer sus reuniones de Cabildo en un restaurante de la localidad victorense, porque no quiere atender a la ciudadanía. Nunca está en palacio municipal.

¿Por qué toda esta parte introductoria?

Porque la población sin mediar datos objetivos ni declaraciones patrimoniales de por medio, piensan que los alcaldes arrasan con todo lo que pueden.

Pero más grave es que en sus inicios de campaña prometieron hasta lo que no y no les alcanzó el tiempo para cumplir con las promesas de campaña.

Igual, no cumplieron con compromisos de grupos, de empresas, de políticos de líderes y de amigos.

Y eso es lo peligroso cuando un ex alcalde como MIGUEL GONZALEZ SALUM es pre candidato a la diputación federal por el V Distrito.

Dice el axioma popular que “nunca segundas partes fueron mejores”.

Porque son diferentes las circunstancias, los actores, los patrocinadores, el escenario.

En aquel fue apoyado decididamente por Eugenio Hernández Flores y le pusieron en bandeja de plata al electorado azul y tricolor. Ya no están ni ‘Geño’ ni Gamundi y su concuño, Oscar almaraza, no creo que vaya a meter las manos por su candidatura.

Primero, la gente está irritada porque entregó ingresos municipales a dos rufianes de la política: Salomón Rosas y Ricardo Gamundi: les autorizo la instalación y el cobro de los Parquímetros en el centro de la ciudad. Y mucha gente, la ciudadanía ha sido agraviada y se cobrarán a la hora de la votación.

Para nadie fue un secreto que no le tenía miedo, le tenía pavor a la ex Regidora panista Helga Ruth Vázquez. González Salum sabía de sus actividades y nunca la denunció, por el contrario, le entregó todo en canal, hasta la Delegación de Policía del 2 Zaragoza.

Pudo haber solucionado del problema del sindicato municipal, y al contrario, basificó a cientos de trabajadores, de tal manera que casi 75 % del presupuesto se va en salarios.

Una prueba de que no cumplió con muchos sectores, fue la protesta que le hicieron unas mujeres el día de su registro como aspirante en el PRI estatal.

Y si de contrincantes se trata, contenderá con Gustavo Cárdenas, que lo arrolla en carisma  simpatía.

Es por eso que planteaba, ¿las alcaldías son tumbas para los políticos?. Bueno, no para todos.

De dejarlo ganar, los aspirantes naturales lo verían como un rival en potencia para la elección del 2016.

Quienes son, pues se barajan los nombres de Enrique Cárdenas del Avellano, Alejdandro Etienne Llano, Paloma Guillén, Alejandro Guevara Cobos, y ¿por qué no? Antonio Martínez Torrres.

Creo que mejor aquí la dejamos, porque un frio de los mil diablos, y mañana nos leemos.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: