Solo bien preparados, llevaremos el evangelio a todas partes: Obispo

4250Los diferentes grupos de profesionistas, académicos, intelectuales constituyen un desafío pastoral importante para la Iglesia Católica, reveló el Obispo de la Diócesis de Victoria, Antonio González Sánchez.

Refirió que esa ha sido una de las declaraciones del Papa Francisco cuando habla de que la Iglesia, como institución,  no está llegando de manera organizada  a ciertos sectores como pudiera ser al Ejército, a la Policía e incluso, a los propios comunicadores.

“Así de manera organizada no llegamos al Ejército, a las policías, a los políticos como organización, tal vez ellos sean católicos y practiquen la religión como cualquier católico pero a lo que me refiero es que la Iglesia como tal no les ofrece un apoyo a esos sectores”.

Y agregó: “por  ejemplo, a ustedes los comunicadores,  que se les hable del tema  de los valores;  que la iglesia les hablara que sean honestos que no atacaran por atacar, la cuestión doctrinal y de valores en caso de ustedes que son comunicadores”, citó.

En México, comentó,  eso se debe a la separación de la Iglesia del Estado, cuya reforma promovió el presidente Benito Juárez hace 155 años “cuando se hizo la división Iglesia Estado, cuando el sacerdote no era considerado ciudadano y que de hecho no podíamos votar”.

Por lo que, y desde hace 50 años, desde el Vaticano se ha exhortado a buscar nuevas formas de evangelización, propuesta que hoy retoma el papa Francisco.

 González Sánchez admitió que a algunos sacerdotes les falta preparación pues al igual que lo que ocurre con  un ingeniero,  un médico o cualquier otro profesionista “aunque estudiaron lo mismo, unos saben mas o están mas capacitados”.

Por lo que exhortó a la comunidad sacerdotal de la Diócesis de Victoria, a que se sigan preparando, pues deben saber ser buenos líderes, pastores y maestros que sepan guiar y servir de fuente de inspiración para los laicos que son los que también comparten la tarea de predicar el evangelio.

         “Son ajustes en la forma de trabajar del sacerdote, porque los laicos caminarían de acuerdo al impulso del sacerdote. Puede ser que algunos laicos tengan buena disponibilidad pero no saben como, entonces el párroco debe ser el líder el pastor, el maestro; la responsabilidad primera es del sacerdote”.

         Ese es el ideal que uno tiene que cada sacerdote en su parroquia sepa ser un líder  es el reto que yo como Obispo  tengo que cada párroco esté tenga una verdadera capacidad de líder, concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: