Tendencias… Solo un milagro nos salvará

Oscar Contreras Nava

Diferentes dirigentes del PRI han expresado en distintos foros, entrevistas y reuniones de partido, que los aspirantes que deseen una candidatura a la diputación federal, deberán someterse a las investigaciones, evaluaciones y pruebas necesarias, para acreditar su honestidad, situación patrimonial y dejar muy en claro, que no tienen ningún vínculo con la delincuencia organizada.

Sin embargo, a estos requerimientos partidistas también últimamente se han agregado que los aspirantes no deberán ser adictos al consumo de estupefacientes y no sabemos si esta regla también incluye el alcohol, pero no lo dudamos ni tantito porque se nota que en el PRI andan muy santurrones.

Si esto es así, qué bueno que Emilio Martínez Manotou y Geño Hernández Flores, ya terminaron su carrera política, porque estarían reprobados con estas reglas y desde luego, que Wiston Churchill, José Stalin, Boris Yelsin, políticos de talla mundial que han cambiado el rumbo de la historia, ni siquiera se hubieran acercado a participar dentro del PRI, ya que todos estos políticos mínimo se tomaban una botella de Champaña, Whisky, Tequila y Vodka, pero diariamente.

Y claro que estos puristas requisitos del nuevo PRI dejan a un lado a Homero de la Garza Tamez, Erick Silva Santos, Oscar Almaraz Smer y Ramón Garza Barrios, entre otros.

Pero creo que al PRI lo que más le hace falta no es tener entre sus filas a políticos abstemios, limpios de drogas, que sean deportistas, mojigatos y buenos cristianos y fieles a sus parejas, sino tener políticos honestos, que sean transparentes en su actuar, para que se ganen la confianza de la gente.

Que tengan un mensaje creíble y la capacidad suficiente de captar lo que quiere la sociedad para mejorar sus condiciones de vida y que hagan de la política un proyecto de su vida y no un proyecto para volverse millonarios.

Porque ahora cuando habrá una campaña más controlada para que no saturen los medios electrónicos con sus imágenes y palabras, lo más importante de los candidatos será su mensaje, su habilidad para comunicarlo, su capacidad para mantenerse ecuánimes, fríos y controlados, bajo la presión a la que se enfrentará en las próximas elecciones del 2015.

Y es que si los candidatos poseen una mente confusa y opaca y transparentan inseguridad y doblez en su conducta, no habrá ningún consultor, asesor o empresa de mercadotecnia, que pueda cambiarlos.

En fin, dice el jurisconsulto Sergio García Ramírez que “al político se le evalúa por su capacidad de hacer. Los propósitos lo significan y los hechos lo califican” así que estos serían los requisitos más fundamentales para el PRI si es que acaso quiere elegir buenos candidatos, porque si no lo hacen en el PAN, el Movimiento Ciudadano y el PRD, ya se preparan y pueden repetir la dosis de la pasada elección federal cuando el tricolor ganó solo dos distritos.

Para finalizar, esta es nuestra primera colaboración del 2015 y queremos desearles a nuestros lectores, clientes, amigos y especialmente a nuestros detractores, que este año tengan la suficiente inteligencia para que puedan sortear los desafíos, que nos depara el aumento de las gasolinas, de los bienes y servicios y de la férrea fiscalización que aplica el gobierno federal, por ello, no nos queda más que desearles que tengan suerte, habilidad y que tengan fe en que solo un milagro puede salvar a México, porque nuestros gobernantes ya demostraron que no están capacitados para que nuestro país tenga mejores condiciones y la economía crezca y genere un clima de prosperidad. Ojalá que así sea y Dios se apiade de nosotros y no nos abandone.

http://signos-contexto.blogspot.mx/

A %d blogueros les gusta esto: