EL PAYASO DE LAS CACHETADAS

El Payaso de las cachetadas

El Payaso de las cachetadas

La Hora De Todos / Víctor Contreras

Seguramente el nuevo Secretario de la Función Pública, SFP, Virgilio Andrade Martínez le dirá a Enrique Peña Nieto que las casas que compró lo ubican en un “conflicto de intereses”, por lo que tiene que renunciar al cargo de Presidente de la República.

El “nuevo investigador” se asemeja al “Payaso de las cachetadas” que nunca falta en un circo.

Más tardó en presentarlo como “El Zar Anticorrupción” que todos los mexicanos soltamos al unísono una carcajada hilarante que lleva 24 horas de intensidad, inacabable, inconclusa, y ya llegó hasta el llanto.

¿Acaso un amigo, va a investigar a su jefe inmediato y lo va a obligar a renunciar?

Así sucede con las Contralorías de los Estados y de los Municipios, ¿van a investigar a su jefe inmediato? ¿Pero, cómo, si son sus empleados?

Virgilio Andrade y el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, son amigos, según cuentan las versiones peridísticas y por tanto protegido de Peña Nieto.

El tamaulipeco, Armando Hinojosa Cantú, dueño del grupo Higa y Roberto San Román “son los altruistas y humanitarios” constructores, beneficiarios del peñismo, que ofrecieron a precios más baratos del mercados con hipotecas blandas a la familia Peña Rivera.

¿Y dónde quedó la Auditoría Superior de la Federación?

En sí mismo, el nuevo cargo que ostenta Andrade Martínez, ya es en sí mismo “un conflicto de intereses”.

Pero en el fondo, ese nuevo nombramiento, esas nuevas acciones contra la corrupción, la impunidad no es más que el dolor de un golpe mediático que recibió Peña Nieto y del cual no se puede recuperar ni retomar la credibilidad, y su popularidad cada día va más a la baja y lo peor, es que le adjudica ese “pecadito” al ex regente de la ciudad, Marcelo Ebrard, de ser el orquestador  y de ahí que toda la fuerza del estado y del priismo enfocarán sus baterías para encontrar corrupción y “conflictos de intereses” en la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México.

Y otra vez, el presidente, quien más tarda en salir y ya está en otra crisis política, anunció: “Reafirmando mi absoluto compromiso con la Transparencia y la Rendición de Cuentas he solicitado a la Secretaría de la Función Pública que investigue y resuelva si hubo o no conflictos de interés en las obras públicas o contratos otorgados por dependencias federales a empresas que celebraron compra-venta de inmuebles con mi esposa, con el titular de la SHCP y con un servidor”.

Y en otra parte de su discurso enfatizó: “… El Presidente no otorga contratos, no adjudica compras, ni obras, tampoco participa en ningún comité de adquisiciones, arrendamientos o servicios… Y no obstante estas aclaraciones, soy consciente de que los señalamientos realizados generaron la apariencia de algo indebido, algo que, en realidad, no ocurrió”.

Entonces, ¿quién ordena en este país?

Subieron al ring Marcelo Ebrard, retomaron el tema de la “Casa Blanca”, se les descarrilaron sus Trenes.

Como si fuera un Show de dos payasos, y el guion: ¡Virgilio, te ordeno que me investigues!. ¿A poco no causa carcajadas?

Y Virgilio todavía no empieza el show y los mexicanos ya se están riendo a carcajadas…

¿Es el payaso de las cachetadas..?

O, ¿es un nuevo estilo de hacer humorismo?

Tendrán que investigar a Todos… ¿Y quién va a cerrar la puerta?

El combate a la corrupción en México, ¿no es una simulación?

El que esto escribe apoya a Peña Nieto y a su patiño Virgilio: ¡Vamos por un México sin corrupción!

 

 

A %d blogueros les gusta esto: