Tendencias…EPN no busca medallas

Oscar Contreras Nava

Las encuestas son herramientas que son utilizadas para tomar decisiones y que permiten conocer las opiniones o preferencias que los ciudadanos tienen sobre un producto, un hecho o un candidato.

Son las fotografías que retratan un momento y no son determinantes -en el caso específico de una campaña política- del comportamiento que pudieran tener los electores, porque este puede variar hasta en el mismo instante en que cruza su voto.

Los factores que pueden modificar el comportamiento de un elector en una campaña son muchos y muy variados, pero los que pueden definirlo son muy pocos.

En esto tiene mucho que ver lo que ha realizado un gobierno, quienes lo manejan y especialmente el perfil de un candidato, su trabajo con los ciudadanos, la estructura de su partido y el mensaje que dará a la sociedad.

Este comentario lo hacemos porque faltando nueve días para que inicien las campañas de la elección federal del 2015 en Tamaulipas han empezado a circular una serie de comentarios sobre encuestas que ponen de nuevo al PRI como el partido a vencer.

Sin embargo, de los ocho distritos que existen el PRI solo tiene una clara desventaja en dos: el primero con cabecera en Nuevo Laredo y el cuarto en Matamoros.

Esto, desde luego, tiene mucho que ver que los alcaldes hayan surgido del PAN, se mantengan cerca de los ciudadanos y que sus acciones, programas y obras, tengan éxito entre la sociedad.

De tal manera, que esto fortalece a los candidatos panistas a la diputación, y los priistas, tienen ahora pocas posibilidades de ganar, pero no todo está dicho.

En el caso de Nuevo Laredo, Yalheel Abdalá tiene el apoyo de los ex acaldes y especialmente de Horacio Garza y esto, puede hacerla ganar así como lo hizo cuando apoyó a Carlos Canturosas Villarreal.

En Matamoros, si las figuras del priismos nacional como Marco Antonio Bernal Gutiérrez y Adrián Gallardo Landeros se dedican a trabajar en ese distrito, así como los ex acaldes y los ex legisladores,  es posible que Chuchín de la Garza Díaz del Guante haga una buena campaña y logre el triunfo, pero si no lo hacen irán directo a la derrota.

De los otros seis distritos solo en cuatro el PRI tiene casi asegurado el triunfo, y como ya explicamos en esto tiene mucho que ver el perfil de los candidatos, su activismo y lo que los gobiernos priistas están haciendo.

Tales son los casos de Reynosa con la señora María Esther Camargo de Luebbert; en Río Bravo, con Edgardo Melhem Salinas; en Mante donde participa Alejandro Guevara Cobos y en Madero, con el petrolero Esdras Romero Vega.

En los casos de Victoria y Tampico los focos de alerta para el priismo se han prendido, ya que en la capital del estado el Movimiento Ciudadano ha designado a Gustavo Cárdenas Gutiérrez, quien es un candidato con un fuerte arraigo entre la gente, experiencia política y sabe manejar el discurso para llegarle a los electores.

Así que estas tres características lo convierten en un fuerte competidor, pero no está exento que el priista Miguel González Salum cambie los pronósticos a la elección, porque aunque Migue -aunque no es un político del estilo de Gustavo Cárdenas- más bien trabaja sin hacer mucho ruido, tejiendo sus redes y contactos con la sociedad finamente y esto puede marcar la diferencia y hacerlo ganar.

En Tampico, a la candidata del PRI, Paloma Guillén Vicente la persiguen los problemas que genera el gobierno municipal de Gustavo Torres Salinas, quien en su búsqueda por un mejor desarrollo en el puerto, afecta muchos intereses y esto le provoca una cierta inestabilidad, pero sabemos que con buen manejo político todo podrá solucionarlo y Gustavo sabe cómo hacerlo, de eso estamos seguros porque lo hemos visto actuar.

En fin, es seguro que este elemental diagnostico sobre las elecciones federales en Tamaulipas, previo a que arranquen, podrá variar de acuerdo al trabajo político que vayan desarrollando los candidatos de los más diversos partidos, y si el PRD, el Verde Ecologista y el PANAL realizar un buen proselitismo electoral, todos los pronósticos del momento cambiarán y se pudieran presentar algunas sorpresas, pero vamos a esperar a ver si esto sucede y sí pasa algo aquí se los platicaremos.

Para finalizar, la amenaza que recibió el comerciante Donato Garza García para que no participe en la elección de la CANACO de Reynosa, enturbia el escenario político en este municipio y vislumbra lo que pudiera suceder en las próximas elecciones federales.

Así que el gobierno debe poner más atención a este especial caso, porque ante un escenario amenazado, los electores no saldrán a votar y los pronósticos favorecerán al partido que tenga un voto más trabajado, un voto duro, pero con esto, pierde la libertad y la democracia. Así de simple.

Al cierre. El presidente de la República, Enrique Peña Nieto, asegura que no trabaja para ponerse medallas ni para ganarse los indicadores de popularidad y tiene mucha razón. Sabemos que trabaja para que el futuro de México sea mucho mejor y sólo esperamos que el destino no alcance a su partido y sus candidatos por todo lo que está realizando fracasen debido a la impopularidad que hoy en este día tiene.

http://signos-contexto.blogspot.mx/

A %d blogueros les gusta esto: