Alumno de secundaria 8 le decomisan celular; y Encabeza Protesta

GetAttachmentPor decomiso de su celular, un alumno de la Secundaria General Número 8, encabezó una protesta al exterior del plantel, argumentando que se trata de una injusticia por parte de la maestra porque él no estaba usando ese aparato, lo cual sí está prohibido por el reglamento interno.

La abuela y tutora del estudiante Irma Trejo, relató que el alumno,

Luis Daniel Fuentes Montantes, que cursa el segundo año,  solo usa el teléfono móvil al final de las clases, pues lo necesita para comunicarse con ella:

“Lo necesita porque por el celular le aviso cuando ya voy a recogerlo; en este caso, sí se requiere el celular pero él no lo usa en clases”.

Admitió que hay un reglamento interno en el que se deja en claro que está prohibido el uso de ese aparato “insisto,  el niño no lo estaba usando, se le cayó y la maestra dice que lo estaba usando  es un celular de plan de 9 mil pesos”.

Además, puntualizó: “si no permiten que los niños usen celular, entonces ellos, los maestros tampoco deberían usarlo, ya que se distraen y descuidan a los alumnos. O todos coludos o todos rabones”.

Trejo, señaló que ni el director, ni la subdirectora, menos  la maestra a cargo del grupo cuando ocurrieron los hechos han querido regresar el teléfono móvil.

En el transcurso de este día,  la entrevistada dijo que acudirá a la Comisión de Derechos Humanos del Estado y ante la agencia del Ministerio Público, para interponer la queja ante las autoridades.

“Yo lo considero como un robo, vamos a Derechos Humanos, por lo pronto pido que venga la policía porque no me quieren entregar el celular”.

Por su parte, el titular de la Subsecretaría de Educación Básica, Jorge Guadalupe López Tijerina, indicó al respecto, que cada plantel tiene sus propios reglamentos internos en donde establecen reglas para mantener el comportamiento de los alumnos.

“Entiendo que se trata de un asunto en el cual le recogieron el celular al alumno y ella acepta que está bien pero se molesta porque no se lo han querido regresar”.

Considero que si los hechos ocurrieron como lo señala la señora Irma Trejo, lo que tiene que hacer es dirigir su queja o denuncia a la Secretaría de Educación “para que se proceda a una investigación de lo que sucedió; no dudamos de sus palabras pero también los maestros tienen derecho a ser escuchados”.

A %d blogueros les gusta esto: