Tendencias…Osorio en Reynosa

Oscar Contreras Nava

El simple hecho de imaginar que Tamaulipas tendrá un candidato local del PRI a gobernador es muy ingenuo. Es como creer que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, premiará a los priistas del estado por haberlo hecho ganar en la elección presidencial, cuando no fue así, porque salió derrotado y ahora se tiene que pagar esta deuda.

También es ingenuo pensar que si el Congreso de Tamaulipas se “decide” por un gobierno de dos años, los principales políticos del estado que trabajan cerca del grupo que maneja el poder en el país, no buscarán la candidatura por el PRI y serán los políticos locales quienes lucharán por esta posición.

Pues no.

Porque el grupo que controla el país tiene bien puesta su mira en Tamaulipas, en su riqueza y en lo que representa para México y no dejará en manos locales el 40 por ciento de las inversiones extranjeras y nacionales que se harán en el sector energético en el estado.

Así que allá en Los Pinos, donde se maneja la política nacional, ya tienen a sus candidatos bien identificados, tanto para el gobierno estatal, los principales municipios y el congreso.

Por esta razón, quienes elaboran las más diversas hipótesis, elucubraciones y comentarios sobre lo que pasará en la sucesión gubernamental, primero deben analizar lo que pasó en las dos últimas elecciones presidenciales y luego, después de conocer los resultados de la votación que obtuvo el PRI se sabrá lo que sucederá.

Y sin duda que el priismo de Tamaulipas no sale bien librado, ya que recordamos que cuando Felipe Calderón ganó, fue evidente que el estado se le entregó al PAN para que repitiera en los Pinos y el gobierno de Geño Hernández Flores y su grupo saliera beneficiado con esta gran traición al priismo.

Después, en la elección de Enrique Peña Nieto, la grave inseguridad, la situación de crisis financiera, social y política, que el geñismo dejó en Tamaulipas, fueron las principales causantes de la derrota electoral del PRI y ahora inexplicablemente quiere volver como si nunca hubiera hecho nada y no existiera memoria de lo que hicieron.

Por lo pronto, el PRI de Tamaulipas tiene que superar esta dura prueba que representa el actual proceso electoral, ya que en estas elecciones se calificará al presidente Enrique Peña Nieto y tendrán que sacar una buena calificación y demostrar que siguen siendo leales al priismo nacional.

Para hacerlo deberán ganar cuando menos cinco de las ocho diputaciones federales que están en juego, porque de lo contrario, no tendrán ni siquiera la oportunidad de soñar con sugerir nombres, para que el Jefe Supremo del PRI nacional elija al candidato al gobierno estatal.

En fin, si el próximo gobernador de Tamaulipas será de 15 minutos, un día, un mes, un año o dos años, esto a los políticos profesionales no les importa cuando se actúa de manera responsable, honesta, transparente y tienen una clara visión de lo que se debe hacer en el estado al ejercer con seriedad el poder gubernamental y saben que no importa el tiempo que puedan estar al frente del gobierno estatal, porque lo harán con calidad para seguir construyendo el Tamaulipas que todos queremos.

Para finalizar, empezó a circular una encuesta que señala que siete de los ocho candidatos del PRI se encuentran abajo en las expectativas del triunfo electoral.

Sin embargo, esto no es creíble porque se sabe que en Nuevo Laredo la candidata panista Laura Zárate se encuentra luchando sola porque el alcalde Carlos Canturosas ya la dejó sin su apoyo y esto le pesará mucho el día de la elección, pero se tiene que reconocer que el trabajo político que están realizando los ex acaldes priistas ha puesto en el camino del triunfo a Yalheel Abdalá, quien no pierde el tiempo y sus posibilidades de ganar crecen cada día más.

En Reynosa, la cercanía que mantiene la candidata priista, María Esther Camargo de Luebbert, con los electores y en especial con las mujeres y los jóvenes le ha generado una mayor expectativa de triunfo electoral, pero no debe descuidar ni por un minuto lo que el panista Ismael García Cabeza de Vaca realiza en el municipio, ya que utiliza todos los medios a su alcance para ganar más adeptos a su causa y en especial esta competencia se irá definiendo casi al final de la contienda.

Río Bravo es una sorpresa para el PRI, ya que Edgardo Melhem Salinas está luchando para que los electores indecisos salgan a votar el día de la elección y si esto lo consigue pudiera alcanzar una de las mayores votaciones en Tamaulipas.

En Matamoros, las expectativas que tiene el candidato tricolor, Chuchín de la Garza, han crecido por el intenso trabajo de promoción electoral que realiza por toda la ciudad, pero se encuentra luchando contra los recursos del gobierno municipal y esto al final pudiera definir esta elección.

Miguel González Salum en Victoria realiza una campaña extraordinaria y si logra ganar las elecciones, se le podrá considerar como un posible candidato al gobierno estatal, ya que sus adversarios más bien los tiene dentro de casa y no en el candidato del Movimiento Ciudadano, Gustavo Cárdenas Gutiérrez quien lo único que hace es tratar de recuperar la confianza ciudadana y casi podemos aseguras que esta es la elección más competida en el estado.

En el distrito del Mante y los 16 municipios que lo integran, todo indica que el PRI arrasará en la elección, ya que el candidato Alejandro Guevara Cobos realiza un ejemplar campaña y aunque usted no lo crea, está en todos lados y en todo momento y esto al CEN priista lo tiene muy satisfecho.

Tampico tendrá, al parecer, una diputada muy comprometida con el sector productivo del puerto, ya que Paloma Guillén Vicente con propuestas factibles se está ganando a los empresarios y comerciantes, pero también a los ciudadanos y esto claro, que tendrá su premio.

Y finalmente, en Madero el petrolero Esdras Romero Vega, como nunca está demostrando sus deseos de ganar la elección federal y aunado a esto el incansable suplente Esteban de la Portilla se encuentra realizando una labor que pudiera redituarles muy buenos resultados a pesar de que la panista Silvia Cacho no descansa y si la descuidan pudiera darles un susto.

Finalmente, creemos que los resultados que las encuestas que presentan a esta altura del proceso electoral no ofrecen datos reales, ya que en una elección tan especial como la federal, el comportamiento de los electores es muy irregular y los ciudadanos, el día de la votación pudieran revertir los pronósticos que circulan.

Al cierre. El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, estará este lunes 27 de abril en Reynosa, donde se llevará a cabo la reunión del Gabinete de Seguridad y se sabe, que será a las 11 horas en el Parque Cultural y luego, ahí mismo al final se ofrecerá una Conferencia de Prensa, y ya les daremos a conocer el informe que se ofrecerá y por lo pronto esta es una buena señal para Tamaulipas, para el gobernador Egidio Torre Cantú y para el gobierno municipal de Pepe Elías Leal, ya no dejan de trabajar para que vuelva la paz y tranquilidad a la entidad y a este municipio de la frontera.

http://signos-contexto.blogspot.mx/

 

A %d blogueros les gusta esto: