El fogón / Los rapaces Etienne Llano…

Por Jose Angel Solorio Martinez

El alcalde de Ciudad Victoria, Tamaulipas, Alejandro Etienne Llano, ve la tempestad y no se hinca. Su gobierno, en mucho es responsable de la cosecha de votos del Partido Revolucionario Institucional y de su candidato. Siendo un político, como el que presume ser –o sea profesional, responsable y culto- debería entender que de su administración depende el ánimo del elector del V Distrito que tiene como cabecera la capital que él gobierna.

Al parecer, no lo comprende.

Los últimos reportes, lo ubican –este fin de semana- en Nuevo Laredo en su precampaña para la gubernatura de Tamaulipas.

Hace algunas horas, la policía bajo el mando del alcalde detuvo a decenas de deportistas al finalizar un juego de futbol llanero. Se habían enfrentado en el campo el popular equipo de la colonia Mainero contra el no menos famoso Fluminence. La cultura popular, siempre adereza con gélidas caguamas la resulta: se pierda o se gane.

Alrededor de las canchas, al concluir los partidos los futbolistas de ambos bandos se reúnen y beben –en compañía de sus familias, que hacen el papel de porras- sin que hasta hoy por ello, se hayan generado delitos mayores.

Llegó la tropa y acorraló a los deportistas.

Los despojó de sus bebidas. Y se los llevó en calidad de detenidos a una pequeña prisión conocida como el 2 Zaragoza. Se calcula que fueron a parar a la ergástula, más de 50 futbolistas.

El delito: beber cerveza.

Las multas fluctuaron entre los 1500 y 2500 pesos.

Indignados familiares de los deportistas, trataron de impedir la injusticia en el campo de futbol. Nada pudieron hacer. Los policías a cargo de la seguridad pública de la capital del estado, arremetieron contra ellos a garrotazos.

Diez patrullas y casi 100 genízaros tuvieron que intervenir para apaciguar a los irritados ciudadanos que vieron a sus familiares ser esposados y trasladados a las celdas de la preventiva. Fue a chirona, casi todo el equipo de la Mainero y lo mismo del Fluminense.

La gran mayoría de esas familias –y los futbolistas- son priistas.

Algunos, intentaron comunicarse con el alcalde Etienne –Checo Mota entre ellos-, ante la tozudez de los policías. No pudieron hacerlo. El jefe edilicio, estaba en Nuevo Laredo, Tamaulipas en una reunión con ciudadanos de ese puerto compartiéndoles su proyecto para llegar al gobierno de Tamaulipas.

Obvio: trae un séquito de más de diez personas.

Siete de seguridad y los restantes asesores. Entre ellos, su hermano Pedro Etienne Llano. Personaje que tiene en un tris de la renuncia al tesorero municipal Gerardo Acuña Ocejo por las cantidades que solicita para la promisión de alcalde, sin la justificación de gastos.

Es ocioso, decir la opinión de los afectados por la policía, sobre el presidente municipal.

Muchos de los vilipendiados jugadores y sus familiares, han sido por años operadores del PRI en campañas electorales. Incluso, dijeron haber participado en la contienda mediante la cual el hoy candidato a diputado, Miguel González Salúm ganó la alcaldía hace algunos años.

El candidato priista a la diputación por el V Distrito, González Salúm, también tiene su corazoncito. De ganar la curul, está enfilado a ponerse los guantes para la disputa de la candidatura de su partido al gobierno de Tamaulipas.

Ahí es donde la puerca torció el rabo…

¿Acaso Etienne Llano, pretende sacar de la jugada a González Salúm para quedarse solo y encabezar los esfuerzos del grupo Victoria por mantener la gubernatura?..

¿Es Etienne, el principal adversario de Miguel..?

¿Es con deslealtades, como los Etienne pretenden ganar la candidatura?..

¿Con la vista puesta en el 2015, Etienne quiere perder el 2015?..

¿Es con multas a los más desprotegidos con lo que financia su precampaña para la gubernatura los rapaces Etienne?..

Esas respuestas, las tendremos a la vista la tarde del siete de junio…

…si no es que, antes.