Contundente triunfo de Sharapova

cq5dam.thumbnail.624.468 (3)

 

MADRID, España, Mayo 5, 2015.- La rusa Maria Sharapova, tercera cabeza de serie y defensora del título, avanzó a los octavos de final del torneo de tenis de Madrid tras anular en su segundo compromiso en la capital española a la colombiana Mariana Duque-Mariño, a la que doblegó por un contundente 6-1 y 6-2 en 73 minutos.

Sin oposición, frente a una jugadora a la que ya había vencido por un resultado similar en su anterior compromiso en el circuito profesional, Sharapova certificó su presencia en la tercera ronda con un triunfo más holgado incluso que el obtenido en su estreno (6-2 y 6-3) ante la suiza Timea Bacsinszky.

Cuatro juegos necesitó la tenista nacida en Bogotá hace 25 años para inaugurar su casillero ante la ex número uno del mundo, campeona en la capital española en 2014 y finalista en 2013.

El 3-1, no obstante, no motivó la reacción de Duque-Mariño, procedente de la fase previa e incapaz de encontrar una respuesta a la agresiva propuesta de Sharapova.

«Más calma cuando tú tienes la jugada. Tienes que hacer los puntos más largos», le sugirió a Mariana Duque-Mariño su preparador, quien asimismo reclamó a su pupila mayor «electricidad de piernas» y «confianza» en su juego.

Sin embargo, y como ocurriera este mismo año en Acapulco (México) en su primer duelo en el circuito de la WTA, Sharapova cerró la primera manga por 6-1, en 34 minutos.

En trámite quedó la segunda y definitiva, que la rusa se adjudicó por 6-2 para confirmar su presencia en la siguiente ronda, donde se medirá con la vencedora del duelo entre la checa Karolina Pliskova y la francesa Caroline García.

Duque-Mariño, que en la previa del partido había manifestado su deseo de «disfrutar» sobre la pista Manolo Santana, no pudo más que asistir a la exhibición de su oponente.

Al mismo tiempo y en la pista Arantxa Sánchez-Vicario, el búlgaro Grigor Dimitrov, pareja de la rusa, se vio favorecido por la retirada del estadounidense Donald Young, al que dominaba por 6-4 y 3-0 en el momento en que una lesión en la zona lumbar obligó a su rival a renunciar a completar el choque.

Fue precisamente en Madrid donde la rusa y el búlgaro oficializaron su relación hace dos años.

Por su parte, la bielorrusa Victoria Azarenka y la estadounidense Serena Williams, protagonistas de la final del torneo de tenis de Madrid en el año 2012, volverán a encontrarse esta semana en la capital española en un choque en el que estará en juego el pase a los cuartos de final.

La bielorrusa, dos veces finalista en Madrid, batió esta mañana por un doble 6-3 en una hora y 30 minutos a la croata Ajla Tomjanovic y se citó en la siguiente ronda con su verdugo en la final del año 2012. En 2011 cayó frente a la checa Petra Kvitova en el decisivo encuentro por el título.

Recuperada de la lesión en el pie que la pasada temporada le permitió disputar únicamente nueve torneos y que motivó su caída al puesto 32 del ranking de la WTA, la bielorrusa tratará de prorrogar su buen momento de forma y confianza en Madrid tras sus convincentes triunfos sobre la mayor de las hermanas Williams, Venus, y sobre Ajla Tomjanovic, a las que superó en dos sets.

La favorita al título le espera ahora en octavos de final. Un gran desafío, dados los precedentes entre ambas tenistas en el circuito profesional. Serena Williams domina el particular cara a cara por un contundente 14-3.

El último duelo, en la final del torneo de Brisbane del pasado año, cayó del lado de la estadounidense (6-4 y 7-5) aunque Azarenka, número uno del mundo durante 51 semanas entre 2012 y 2013, tratará de hacer valer sus triunfos en las finales de Miami (2009), Doha (2013) y Cincinnati (2013).

Azarenka, campeona del Abierto de Australia en 2012 y finalista esta temporada en Doha, acude a Madrid por vez primera sin figurar entre las cabezas de serie después de haber perdido su condición de Top-10 por vez primera desde 2008 como consecuencia de sus dolencias físicas.

A %d blogueros les gusta esto: