LA HORA DE TODOS…¿TÚ VOTARIAS POR MIGUE? ¡YO TAMBIEN…!

Víctor Contreras

Existen muchas razones por las que los electores del V Distrito Federal podrían o deberían votar por Miguel González Salum este próximo 7 de junio.

Cuando se decidió su candidatura entre varios aspirantes, era el menos malo, o al menos no tenía motivos ni compromisos por los que pudieran cuestionarlo ni atacarlo, ni los medios ni los grupos contrarios y menos los partidos políticos.

Y así sucedió.

En su haber legislativo, participó intensamente en la Comisión de la creación de “La Cuenca de Burgos”, ubicada en el municipio del mismo nombre,  sobre la carretera Monterrey-Reynosa.

Este proyecto,  antecedente de la Reforma Energética, planteaba a esta región como una fuente productora de gas natural más importante de México y con ello combatir la creciente importación de dicho combustible a nuestro país y se convirtió en la cuenca gasífera más explotada y desarrollada de esta nación.

En la 59 Legislatura, 2006-2009 Miguel logró figurar como líder de la bancada de los Tamaulipecos. Conoce al dedillo el proceso legislativo y el trabajo en comisiones.

Su experiencia como alcalde le permitirá bajar recursos para beneficio de los municipios que conforman  el V Distrito Federal Electoral, ubicados en el centro del estado de Tamaulipas.

Y ahora en su intensa campaña de proselitismo propone en su discurso estar cerca de la ciudadanía y escuchar sus propuestas y reiniciar sus proyectos para mejorar las condiciones de la gente que más lo necesita.

Se le ha criticado injustamente que en su administración municipal 2010-2013, fueron los momentos más álgidos de la violencia, “los levantones”, los secuestros y la fuerza de la delincuencia organizada.

Sin embargo, se sintió en todo el estado “y hubo otras autoridades que lo permitieron” , y no precisamente su administración.

Que la ex Regidora panista Helga Ruth,  salió jefa de los “traviesos compañeritos del bajo mundo”, pues tampoco era su problema, era responsabilidad de la directiva panista en el estado o a nivel nacional.

¿Que no cumplió con muchos de sus compromisos de campaña? Pues, qué se puede en un municipio que trae todos los recursos económicos etiquetados y no tiene más ingresos municipales que los catastrales y las multas de tránsito.

Que los anteriores alcaldes, por evitarse conflictos y problemas con los líderes sindicales municipales, dejaron crecer la nómina de los trabajadores, pues no fue problema de él, sólo los toleró.

Así, con esos recursos no pudo invertir más en obra pública municipal.

Es cuestión de recordar que el Alcalde Alejandro Etienne Llano, no es no quisiera pavimentar los baches de la ciudad, sino que no había recursos.

Y lo mismo sucedió con Miguel González Salum.

Sin embargo, de obtener una alta y copiosa votación el 7 de junio próximo, lo ubica automáticamente en el arrancadero para competir en el 2016.

Pero, ¿Usted votaría por Gustavo? ¡Yo tampoco…!

Porque del último cargo que desprestigió a todos los tamaulipecos, ASERCA, (Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios)  salió “por piernas”,  y con una gran suerte, regresó a su casa, porque estuvo a punto de ir a la cárcel.

¿Por qué? Simplemente, porque se disparó con la cuchara grande y si su colaborador  de muchos años, Alfonso Narváez, tuviera valor civil y responsabilidad con los tamaulipecos, contaría la verdad.

Solo porque cuando Felipe Calderón tomó posesión, se lío a golpes con los perredistas.

Siendo alcalde, su administración su administración fue un caos.

No se puede precisar, ya son varias las candidaturas y las que participa, y según “los decíres” de la gente, ha vendido todos los movimientos…

Y además porque es un reverendo y soberano “chapulín”. Inició su carrera de bandido de “vende candidaturas” en la CNOP del PRI. Cuando su padre Jorge Cárdenas era presidente municipal de Matamoros, decía con orgullo cínico, que eera parmista del 23 hacia el norte y de ahí para el sur, era panista.

Ahora es el Movimiento Ciudadano y como van las cosas, también venderá a ese partido y terminará o en el PRD o “los morenos” de López Obrador.

¿Tú le crees a Gustavo? ¡Yo tampoco!

Y menos porque todos la Cárdenas creen que el poder político de Tamaulipas es parte de su herencia y lo consideran de su propiedad.

Mejor mañana nos leemos.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: