Racismo: Sigue carcomiendo las entrañas de nuestra sociedad.

Por: Eduardo Castillo Mtz. Dra. Dalia Josefina Méndez

Aún en la llamada era de la información y de la masificación de tecnología, los actos de discriminación y de racismo siguen arraigados en una cultura que los expertos denominan como mojigata. De este modo el color de piel o el origen étnico o el social, siguen dando pie a segmentaciones comunales e incluso laborales.

Al respecto la Dra. Dalia Josefina Méndez Domínguez, señala que este aspecto habla muy mal de nosotros como sociedad, porque no se ha socavado, al contrario cada vez se ve más comúnmente, “y es muy extraño, porque en lugar de tener más amplitud como sociedad, por la globalización y la tecnología, parece que el problema se está agravando cada vez más”.

¿Existe racismo aún en nuestros días?

“Si el parámetro racista sigue existiendo, hemos escuchado en todos lados la palabra indio como un sinónimo de inferioridad; hace 5 años la UNAM por primera vez empieza a profundizar en esta situación, y este problema se sigue dando en nuestra ciudad como en todo el país”.

De este modo, la especialista en educación intercultural de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, asegura que es muy difícil que resolvamos, algo que es un tabú en México, “imagínate, si nos ponemos a investigar los motivos, sería muy complicado encontrar a alguien que reconozca que es racista, sería tanto como pedirle a alguien que reconozca que es corrupto, pero si es un tema pendiente en la agenda nacional y ojala un día se aborde libremente”.

Entre los trabajos más importantes de la investigadora, está el tema de la “inclusividad educativa”, proyecto que se aterrizó en la Unidad Académica Multidisciplinaria de Ciencias Educación y Humanidades (UAMCEH) de la UAT, debido a la necesidad de relaciones más eficaces entre maestros y estudiantes. Tomando en cuenta que dicho plantel, recibe a muchos estudiantes de origen étnico provenientes de Veracruz y San Luis Potosí, e incluso de otros países.

“Aquí nació el proyecto porque atendemos a muchos grupos étnicos, sobre todo estudiantes que hablan dialectos; eso hace que nosotros nos preparemos para poder entender a los estudiantes que nos están llegando a la universidad, también hemos investigado entorno a entender los niveles de sensibilidad educativa que tenemos aquí en el plantel”.

Explica que todos estos conceptos desembocan en la comunicación intercultural, sobre todo porque la interculturalidad consiste en entender al otro y porque existimos a partir del otro, “entonces si no tenemos la comprensión no vamos a llegar a ningún lado”.

¿Todos los tamaulipecos somos iguales?

“Pues no, porque una región es la de norte y otra del centro y así, por eso traemos formas de entender las situaciones muy distintas a veces y eso hace que no nos entendamos, por eso es muy importante el dialogo para abatir estas barreras”.

“Partamos del concepto que comunicación es cuando dos personas se entienden mutuamente, pero debemos tomar conciencia de actuar para mejorar nuestra manera de comunicarnos”.

“Además en este mismo tema, existe el problema que, el mismo estudiante de origen étnico no se quiere identificar, no quiere ser identificado, porque vienen de una trayectoria histórica de vejaciones y minimizados”, concluye.

 

A %d blogueros les gusta esto: