EL FRANCOTIRADOR/ EL COMPLEJO DE ELECTRA

Por Óscar Jiménez 

El pasado 05 de mayo este Francotirador escribió que el gobernador del estado Egidio Torre Cantú estaba muy fortalecido, políticamente hablando.

Y es que dos días antes se había presentado una evaluación sobre los 8 candidatos del PRI y el resultado en ese entonces fue que el tricolor tenía ganado 7 distritos de 8, pero el único que le faltaba (el dos) estaba en empate técnico porque iba tres puntos abajo del primer lugar, pero que eso lo empataba debido a que las encuestas siempre tienen por lo general de dos a tres puntos de margen de error

Y que ese distrito podía recuperarse con un poco de más trabajo como finalmente aconteció el pasado domingo de votaciones.

Esa encuesta no fue mía, ni tampoco era una puntada. Se trató de 8 encuestas presentadas al Jefe Político Estatal, y que eso desmentía todas las versiones de que en este gobierno estatal no había expertos en política.

Pero imagínese, si eso es no saber de política, entonces que hubiese pasado si supieran. Porque a juzgar por los resultados de los 8 distritos electorales, no es difícil deducir que Egidio Torre Cantú sale muy pero muy fortalecido del pasado domingo 07 de junio.

Y desde luego que el mayor perdedor es nada menos que el PAN y sus tres grupos políticos internos que solamente se la pasaron haciendo honor a su tradiciónpelearse entre ellos mismos.

Por lo que los grupos políticos azules de Carlos Canturosas Villarreal, Francisco García Cabeza de Vaca y Leticia Salazar Vázquez acabaron destrozados en las urnas.

Ellos se empecinaron en instalar como candidatos a parientes y amigos cercanos y por eso perdieron, y también debido a ello arrancarán la carrera por la gubernatura de Tamaulipas con puntos negativos porque no pudieran sacar adelante a sus candidatos.

El senador Francisco García Cabeza de Vaca no pudo hacer diputado federal a su hermano y disminuyó el poder mediático  que traía consigo antes de la elección.

A pesar de lo que digan las huestes cabecistas, la fuerza disminuyó en este proyecto político de corte estatal que tendrá que hacer un mejor trabajo para reagrupar a los panistas a su alrededor. Tienen que sumar no restar.

Y la alcaldesa panista de Matamoros Leticia Salazar Vázquez sucumbió ante su acentuado Complejo de Electra, y se dejó guiar por su atracción hacia su padre Ramiro Salazar y ahí fue el inicio de su fin electoral en el distrito 4.

De tal modo que Leticia Salazar quemó sus naves electorales y es una mujer panista que viene cayendo en vuelo lento en una enorme hoguera incendiada por sus errores políticos. Dos varones la han hundido y se llaman Luis Alfredo Biasi y Ramiro Salazar, preso podemos que la señorita presidenta no sabe escoger a sus hombres.

Y qué me dice de Carlos Canturosas Villarreal, presidente municipal de Nuevo Laredo, un político joven que cuando ganó en el 2013 levantó serias expectativas sociales.

Pero se dejó envolver en la soberbia y se ha conducido con frivolidad a la hora de gobernar. Su inmadurez lo llevó a pensar que en lugar de tener ciudadanos viviendo en su municipio, estos eran súbditos.

La personalidad esquizofrénica de este panista ha desatado una gran cadena de errores políticos que tuvo su punto más alto cuando decidió pisotear a Rafael Pedraza, presidente el PAN Nuevo Laredo, al que pidió que dimitiera a favor de Laura Zárate Quesada para que la esposa de su director de seguridad pública fuera la candidata.

En fin, que ante los ojos aterrados de todos aquellos que pronosticaron que Egidio Torre Cantú se iría al infierno electoral en este 2015, la figura política del Jefe Político Estatal creció al grado de instalarlo como buen interlocutor con el centro del país para el manejo de la baraja de nombres que quieren ser candidatos del PRI a la gubernatura del siguiente año.

Y esto gracias al control político que deberá poner sobre la mesa nacional de su partido después de ganar los 8 distritos electorales en Tamaulipas.

Pero aquí es donde debe asaltarnos una idea. ¿Quién es el beneficiado con este nuevo poder electoral de Egidio Torre Cantú? Será nuevamente un candidato a gobernador priísta oriundo e Ciudad Victoria. Esperemos.

MAQUIAVELITO

El Partido del Trabajo está a punto de perder su registro. ¿Y ahora a qué se dedicará Alejandro Ceniceros, líder el Partido del Trabajo en Tamaulipas? Tiene años vendiendo cuentas de vidrio.

osjinuf@gmail.com  www.elfrancotirador.mx

 

 

  

 

   

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: