Victoria y Anexas / DOS MUJERES CON FUTURO

Ambrocio López Gutiérrez 

Las condiciones políticas aunadas a las reformas estatutarias de los partidos, además de los cambios legales que las favorecen, hacen pensar que por fin se les hará justicia a las mujeres razón por la cual hoy me referiré a dos de ellas que son militantes del PRI, tampiqueña una y victorense la otra, quienes cuentan con capacidad, experiencia y trayectoria para ocupar espacios en el futuro cercano considerando que ejercen oficios estratégicos y, con eficiencia y discreción, cumplen cada día con las tareas que les encomiendan.

Rosa María Muela ya fue regidora en el puerto seductor, ha sido diputada local por aquella región y durante su gestión en el congreso se distinguió por su activismo que le llevó a “inventar” el famoso “Rosa móvil”, un vehículo equipado para prestar algunos servicios a sus electores principalmente a las féminas que le dieron su voto y su confianza para incursionar en el campo legislativo aunque antes ya había tenido tareas importantes como parte del patronato para remodelar el centro histórico tampiqueño, además, fue directora de Cultura allá mismo.

Durante su gestión de legisladora le hice una amplia entrevista a RMM que por ahí debe estar en los archivos de los medios y, aunque no la he vuelto a ver desde aquella vez, debo reconocer que sigo impresionado por su capacidad de respuesta, por la sencillez de su carácter, por su seguridad en ella misma y por su vocación para el ejercicio político que le ha sido valiosa en su trabajo como titular del Instituto de la Mujer Tamaulipeca (IMT), de donde pasará a otros niveles.

Por su parte, Magaly Monserrat Balderas es un joven valor local, egresada de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la UAT, con Maestría en Política y Gobierno por el Colegio de Tamaulipas (COLTAM), ha sido campeona de oratoria, es autora de un delicioso libro de cuentos (Las Voces) y ha trabajado en las coordinaciones de Participación Ciudadana y en Cultura del PRI donde hace un trabajo sobresaliente, además, tiene en la tabasqueña Beatriz Pagés Rebollar a una madrina de lujo que nunca está de más en un campo dominado por hombres.

En otro orden, Tamaulipas ofrece un nuevo rostro para la cultura, al contar con decenas de espacios nuevos o remodelados, además de una serie de festivales internacionales, nacionales, así como muestras locales que a lo largo del año promocionan lo mejor de las expresiones del ser humano, resultado de una política del Gobierno de Egidio Torre Cantú, como herramienta para el desarrollo de las personas y sus comunidades, a lo que se suman Parques de Barrio, Casas de la Tierra, otros festivales como el de la Mariposa Monarca, Congresos para el Estudio y Conservación de las Aves en México, entre otros que promueven la conservación del medio ambiente, el conocimiento sobre la ecología, así como la protección de la flora y fauna del ecosistema en nuestra entidad.

En 5 años sobresalen la ampliación y equipamiento de la Casa de la Cultura en Miguel Alemán; la reconstrucción de la Casa de los Frijoles Pintos en Mier; la adecuación del edificio para la casa de la cultura en Díaz Ordaz; la edificación del Instituto Regional para la Cultura y las Artes (IRCA) en Reynosa, la remodelación del Espacio Cultural Metropolitano, la terminación del edificio EXIRBA y la adecuación del antiguo edificio del ex penal de Andonegui en Tampico. La reconstrucción de la Casa Filizola para alojar la Pinacoteca Estatal, la rehabilitación e intervención de la Casa de Arte, la reparación del Museo de Historia Natural y la rehabilitación de la Biblioteca Marte Rodolfo Gómez en Ciudad Victoria; la edificación de las casas de la cultura en El Mante, Gómez Farías, Xicoténcatl, Altamira y la rehabilitación en el poblado Loma Alta, Gómez Farías y Aldama.

Mobiliario y equipamiento del Parque Cultural Reynosa, la remodelación del Parque Central y la construcción de la Casa de Arte y Cultura Regional y la rehabilitación de la ex Hacienda La Sauteña de Río Bravo; la rehabilitación y construcción de la Casa de la Cultura de Llera y Mainero, Soto la Marina, respectivamente; la adecuación del edificio para San Carlos; en Matamoros se remodeló el auditorio IMACULTA, se rehabilitó el IRBAM, la rehabilitación y equipamiento del Teatro Reforma, el Museo Casa Mata, la rehabilitación Infoteca, el Museo de Arte Contemporáneo y la remodelación del Museo del Agrarismo.

La rehabilitación de la Casa de la Cultura en San Fernando y la construcción de la misma en Villa de Casas y Güémez; la adecuación de un inmueble en Hidalgo; la rehabilitación del Museo de Historia del Conde de Sierra Gorda y la rehabilitación del edificio de la Parroquia de los Cinco Señores en Jiménez; entre los diversos festivales a lo largo del año como el Internacional Tamaulipas (FIT), el del Altiplano Tamaulipeco, el Internacional de Cine, el de Jazz, además de los diversos homenajes a nuestros grandes artistas e impulso a los grupos culturales y talentos artísticos, acciones reconocidas por la Agenda 21 de Cultura Europea al Gobierno del ingeniero ETC por esa gestión y promoción cultural.

En otro tema, reconociendo que sus textos literarios son producto del Taller “Juan José Amador” que actualmente coordina en la Dirección de Difusión Cultural de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, el escritor tamaulipeco Alfredo Marko, habló acerca de la presentación de su novela “Reciclajes” en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara; mencionó que su obra, ganadora del Premio Binacional Valladolid a las Letras, fue presentada en la capital de Jalisco por el poeta y editor guatemalteco Carlos López, quien reconoció en ese foro privilegiado el talento existente en nuestra entidad y en todo el noreste de México.

Alfredo Marko agradeció al Rector Enrique Etienne Pérez del Río por abrir y ampliar los espacios para la promoción de la cultura e invitó a los jóvenes universitarios a que aprovechen y lleven sus inquietudes literarias al taller que coordina bajo el auspicio de la Secretaría de Extensión y Vinculación pues, vinculado profesionalmente a la UAT desde el año 2000, el autor victorense ha recibido el reconocimiento internacional que se suma a otros obtenidos por algunos de sus colegas y que consolidan a la máxima casa de estudios de la entidad como una instancia que respalda en forma permanente la creación literaria.

Alfredo Marko García Salazar (es su nombre completo) ha sido ganador del XII Premio Binacional Valladolid a las Letras, Mazatlán 2015, con la novela “Reciclaje” y la mayor parte de su obra fue publicada en la revista de la Universidad Autónoma de Tamaulipas desde 1998, y en el 2012 publicó su primer libro de cuentos, “Soltarse de la mano”, auspiciado por Conaculta y ITCA; el escritor, reiteró la invitación a los estudiantes de la Universidad y al público en general, a que participen en el Taller de Creación Literaria que sesiona los sábados de 10 a 12 horas en las instalaciones del Centro de Educación y Formación Artística Universitaria (CEFAU), ubicado en el 10 y 11 Matamoros, a un lado de Radio UAT; informes en el teléfono 318 18 00, extensión 2691.

Finalmente, por hoy, felicito a Antonio Rotuno, Alejandro Márquez y Medardo Treviño Cruz por sus esfuerzos artísticos en el campo del cortometraje; ánimo.

Correo: amlogtz@prodigy.net.mx