EL FRANCOTIRADOR / CAZANDO AL PATRÓN

Por Óscar Jiménez

Mientras los priístas de Tamaulipas están sufriendo despidos prácticamente masivos en el gobierno del estado, quien fuera su presidente estatal se la pasa en medio del lujo y el dispendio.

Me refiero a Ramiro Ramos Salinas, neolaredense, que ahora se encuentra haciendo política como subsecretario de operación política del CEN del PRI Nacional.

Pues bueno, recientemente su esposa cumplió años e hicieron circular una fotografía de su mansión en Ciudad Victoria en uno de los fraccionamientos privadas más caros.

El terreno de la residencia del priísta debe ser de muchos metros cuadros (de acuerdo a la imagen) por lo que su precio debió haber sido muy alto, excesivo. En ese “patio trasero” ha trascendido que construirá un campo de futbol para esparcimiento familiar. ¡Muy deportista!

Y mientras eso sucede en la vida del funcionario del PRI Nacional, muchísimos tricolores tamaulipecos han sido despedidos de

sus trabajos (de acuerdo a versiones extraoficiales) por ser priístas y haber andado en las campañas electorales de ese partido político. Unos en el lujo y muchos en la miseria.

Y ya que hablamos de funcionarios. Le digo que se ha desatado un juego muy peligroso en la capital de Tamaulipas. La burocrática Ciudad Victoria juega a Un Mundo Nos Vigila o a Cazando al Patrón.

Este juego está penetrando rápidamente en el gusto de los burócratas estatales, sobre todo en los despedidos que son miles, y los funcionarios panistas (de varias partes del país) que recién se estrenan en la capital de Tamaulipas en la administración pública estatal se están quedando recluidos en pequeños círculos porque están siendo cazados. ¿Se lo merecen? ¡Tú tienes la mejor opinión!

Pero también les cuento que como los están cazando, los vigilan para ver dónde viven, que gustos tienen, si son infieles, que mansiones rentan, de quién son esas mansiones presuntamente rentadas, que vehículos de superlujo estacionan en sus residencias (que sí los traen) y si cumplen con los horarios de trabajo que tanto ellos exigen que cumplan los trabajadores de gobierno estatal, etc.

En esta columna les pongo de ejemplo el caso del ex priísta oriundo de Ciudad Mante Eliseo Trejo Castillo, quien ahora trabaja en la

administración pública estatal tamaulipeca y fue cazado cuando andaba de compras.

Al margen de que su presencia en el gobierno estatal vigente en esta entidad ha sido muy cuestionada, este mantense fue cazado cuando en horario de oficina hacia sus “compras de mandado” en una tienda de HEB en Ciudad Victoria. Empujaba su “carrito del mandado” como si no tuviera prisa de regresar a su trabajo.

Y esas imágenes fueron enviadas a mi escritorio electrónico, argumentando que mientras en todas las oficinas de gobierno los trabajadores han sido advertidos de que si se salen de las instalaciones sin permiso administrativo pueden ser despedidos, él, Eliseo Trejo, dicen, por qué no cumple con lo que se les exige a los empleados.

¿Qué es lo que está pasando? Muy sencillo, que en casi todas las oficinas públicas estatales los nuevos mandos azules llegaron imponiéndose a veces con amenazas de despidos, y otras luciéndose diciendo que ellos no tenían compromisos con nadie y que entonces todos se tenían que andar cuidando. Por eso ahora yo pienso que son rehenes de sus propias reglas.

Finalmente les digo que en Tampico siguen sin entender los priístas. Y es que se anunciaba para este jueves la toma de protesta de la nueva

dirigencia estatal del Instituto Nacional de Contadores Públicos al Servicio del estado.

Y los dos que tomarían las riendas de este organismo son nada menos que representantes del PRI Jurásico que nunca debe volver. Sí, son dinosaurios que únicamente se tienen que ver en las películas y no en la vida política de alguna organización.

Me refiero a Honoria Mar Vargas, protegida política del ex alcalde maderense Guadalupe González Galván, quien se dice cacique de Madero (aunque sus mejores años ya pasaron). Y Ricardo Garza Narváez, hermano de Felipe (de los mismos apellidos).

Ricardo Garza Narváez ha sido muy nocivo e incluso por poco tiempo estuvo manejando el área de relaciones pública del departamento de prensa de Gustavo Torres Salinas cuando este fue alcalde de Tampico. Ricardo y Felipe son dos políticos que jamás aportaron nada a la vida democrática de Tamaulipas, pero eso sí siempre han vivido como reyes.

MAQUIAVELITO

… El próximo martes estará en Tampico, Tamaulipas, Ivonne Ortega Pacheco… que ya se fue por la libre en busca de la candidatura presidencial del PRI para el 2018. Dará una conferencia de prensa y después sostendrá una comida con directores de medios de

comunicación y más tarde se reunirá en el municipio de Altamira con empresarios.

osjinuf@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: