EL FRANCOTIRADOR / LOS DOS SEÑORES

Por Óscar Jiménez

En esta colaboración les contaré sobre dos funcionarios públicos que dan mucho de qué hablar con su actitud al frente de despachos, uno municipal y otro estatal. Son los dos SEÑORES.

El primero. Dicen que el Señor del Roble hace de las suyas en el municipio de Reynosa. Que se sacó la lotería en el gobierno de esa ciudad fronteriza.

Que ha convertido a la Comapa de esa ciudad en su manantial personal para satisfacer cualquiera de sus deseos, por más extravagantes que estos sean.

Se trata de Juan García Guerrero, gerente de Comapa de Reynosa, a quien ya acusan de haber despedido a una mujer porque presuntamente no quiso acceder a sus caprichos personales. Esa historia la debe comprobar la autoridad.

Porque eso es al menos lo que se dice, por eso creo que la alcaldesa Maki Ortiz debe ponerse a

trabajar y checar lo que sus subalternos hacen, y ver que tan verídicos son los dichos.

Pero además lo acusan, a Juan García Guerrero en los pasillos de esa empresa municipal, de que se trajo del estado de Veracruz a una tal licenciada Quetzal, a quien le puso un salario de 40 mil pesos para ser coordinadora de la Comapa Reynosa (¿será cierto?). Esto presuntamente tiene molestos a los panistas que se partieron el alma en la pasada campaña y que no han recibido oportunidad laboral alguna.

Total que Juan García Guerrero, El Señor del Roble (Ejido de Cd. Victoria donde tiene su casa), está siendo acusado de muchas cosas, y lo mejor seria que la Contraloría Municipal, o incluso el Congreso del Estado iniciara una investigación para ver si todo lo que se dice del gerente de la empresa municipal es verdad.

Pero lo único cierto hasta ahora es que el gerente de la Comapa Reynosa es acusado de muchas cosas, incluso de pedir moches a proveedores de la administración anterior (a los que les quedaron a deber) para poder pagarles lo que se les debe.

Pero en fin, no adelantemos juicios. Creo que lo mejor sería que la autoridad verificara lo que ahí sucede para evitar un quebranto a la Comapa de uno de los municipios más importantes de Tamaulipas. Pero por lo pronto

la Comapa Reynosa está sumida en un torbellino de descalificaciones que van desde económicas hasta morales.

Y cambiando de tema. Le toca el turno al segundo SEÑOR. Les comento que ya a Germán Pacheco Díaz, Director Gerente del Instituto Tamaulipeco de Infraestructura Física Educativa (ITIFE), le dicen el Padre de los Libros.

Y es que a escasos 3 meses y medio de que el gobierno actual inició sus funciones, este señor funcionario estatal y oriundo de Tampico, ya tiene una biblioteca escolar con su nombre. Y sin haber pegado ningún ladrillo a nombre de la educación.

Así o más grande el culto a la personalidad que se traen unos de nuestros hombres públicos estatales. ¡Algunos salieron peor que los priístas que se fueron!

Y es que mientras en Ciudad Madero quitan el nombre de Rodolfo Torre Cantú (que perdió su vida en un atentado siendo candidato) a una avenida para contrarrestar la inercia tricolor en Tamaulipas, al menos uno de los nuevos funcionarios panistas ya le gustó ver su nombre en las obras públicas que se pagan con el dinero de los contribuyentes y no de su bolsillo.

Y es que en días pasados el director gerente del ITIFE corrió el pequeño telón que cubría la

placa con su nombre en relieve en la biblioteca de la Escuela Primaria Vicente Guerrero en el municipio de Altamira.

La verdad ignoro cuales son los méritos académicos y de altruismo de Germán Pacheco, pero creo lleva muy poco tiempo en su cargo como para recibir tal honor (3 meses y medio). Porque un reconocimiento de este tipo se debe dar a quien ha entregado su vida a la academia o a quien generosamente ha cubierto con su dinero la construcción de escuelas o bibliotecas..

La Escuela Primaria Vicente Guerrero está ubicada en la zona centro de la ciudad de Altamira. Y ahí en su biblioteca ya se inmortalizó el nombre de Germán Pacheco Díaz.

Lo curioso de este tema es que ni el propio gobernador del estado de Tamaulipas Francisco Javier García Cabeza de Vaca tiene su calle, su escuela, su colonia, su boulevard , su avenida, su hospital con su nombre, ¡ah! pero eso sí, Germán Pacheco ya es el Padre de los Libros porque hasta biblioteca con su nombre tiene.

La próxima vez que alguien vea al director gerente del ITIFE German Pacheco Díaz, pregúntele cuántos libros ha leído y cuales son sus preferidos, a ver si no nos sale como Enrique Peña Nieto que no supo nunca lo que dijo al contestar una pregunta similar.

MAQUIAVELITO

… Ciudad Victoria está en llamas…las calles pintadas de rojo y un centro universitario es rehén del proyecto político personal de un bipolar que se cree mesías como Gonzalo Hernández Flores…¿Y las autoridades municipales y estatales? ¿Dónde están?

osjinuf@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: