EL FRANCOTIRADOR / TUVO MIEDO…

Por Óscar Jiménez

Luis Carranza Figón impuso un nuevo record en Tamaulipas al abandonar su cargo apenas 19 días después de que fue instalado en el gobierno estatal. Pero aún hay una cosa peor en este caso…

Le cuento. Él fue nombrado secretario ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública en nuestro estado en una reunión sobre seguridad celebrada en el municipio de Madero el pasado día 04 de enero.

Fue la más alta autoridad estatal el que le dio ese encargo, sin embargo Luis Carranza Figón fue recibido unas 12 horas después por la terrible historia que impera en Tamaulipas. Funcionarios de la procuraduría general de justicia del estado (PGJE) asignados en Nuevo Laredo sufrieron un atentado terrible y lamentable.

Ese evento de inseguridad acabaría con al menos 04 funcionarios de la PGJE, y esto es como para asustar a cualquiera, lo sé. Y parece ser que eso fue lo que sucedió con Luis Carranza Figón…se asustó y tuvo miedo.

Porque le cuento que del 04 de enero al 23 de este mismo mes (fecha en que realmente lo relevaron) jamás se presentó a trabajar a las oficinas del C-4 en Ciudad Victoria. Sí, así como lo oye, jamás fue a trabajar. Ningún día.

De hecho, días antes de que se presentara su relevo ya circulaba el la versión extraoficial de que Luis Carranza Figón había sido privado de su libertad de manera ilegal, pero no. Lo que sucedía es que este señor no contestaba ninguna llamada que proviniera de alguna clave telefónica de Tamaulipas porque tenia miedo, y no lo juzgo a todos nos daría, pero…

Y es que (esto es un trascendido), pareciera que ya lo habían invitado vía telefónica a que no se presentara a laborar. Por eso se cuenta que en realidad Luis Carranza Figón nunca se presentó a trabajar, vaya pues, ni lo conocieron sus subalternos. Fue un rotundo fracaso.

Ahora ya se presentó a Silvia Pecina, quien hasta el 2007 trabajó en la Aduana de Matamoros, Tamaulipas, pero dejó en ese entonces su cargo por sufrir un intento de secuestro. Esto lo consignaron medios de comunicación nacionales como la revista Proceso.

De Silvia Pecina se dijo a su paso por el sistema de aduanas mexicanas, que formaba parte del círculo de amigos incondicionales de

Jesús Guzmán Montalvo, quien fue administrador general de aduanas y que fue muy criticado por su desempeño.

En fin. Que a 4 meses de iniciar una nueva era política en Tamaulipas con la llegada a gobierno estatal de un partido distinto al PRI, las cosas están sumamente difíciles en el área de seguridad pública. Todos lo vemos, no hay manera de ocultarlo porque la realidad nos golpea en la cara todos los días.

Porque ¿a poco no es de espantarse que durante casi todo un mes carecimos de titular en el Sistema Estatal de Seguridad Pública? ¿Entonces quién encabezó la lucha por nuestra seguridad? ¿Por qué no se nos informó? Y peor, ¿porque nadie se digna en gobierno estatal a decirnos la verdad del por qué ya no está el señor Luis Carranza Figón?

Y es que nos deben informar, porque mientras hay un silencio de nuestras autoridades, a nivel nacional son varias ciudades de nuestro estado las que son incluidas entre las más inseguras del país. ¡Caray! La inercia del silencio sigue.

Pasando a otras cosas. Les comento que por primera vez los mexicanos estamos jalando parejo, a juzgar por unas imágenes que de este fin de semana me enviaron del Mall de Mc Allen, Texas.

Desierta se veía la zona de comida de ese centro comercial, y los pasillos de este Mall con poquísima gente, y desde luego que el cruce fronterizo Reynosa-Condado de Hidalgo igual.

No cabe duda que con esta “arma estratégica” los mexicanos sí podemos poner a temblar al menos a la economía del Valle de Texas. Y todo porque el racista de Donald Trump insiste en atacarnos.

Es más, creo que deberíamos comprar en nuestras ciudades y no en las gringas para reactivar las economías locales y así enseñarles a los estadounidenses que apoyan al presidente Trump a respetar a los mexicanos que tanto dinero les dejamos en sus tiendas.

Finalmente les comento que muy tristes se ven los ex funcionarios del ex gobernador tamaulipeco Egidio Torre Cantú en estos tiempos en que ya no tienen el glamour del poder público. Algunos traían camionetotas con guaruras y otros solamente el vehículo oficial, pero siempre disfrutando de las mieles del gobierno.

Pues bueno, me enviaron fotografías de la ex Contralora Estatal Gilda Cavazos Lliteras haciendo sus compras en una tienda de alimentos de la capital estatal.

Sola y sin glamour, aunque hay que destacar que ella siempre fue un poco discreta en cuanto

a la ostentación del poder, pero no así su hermano Herberto Cavazos Lliteras quien se desempeñó por muchos años como subsecretario del medio ambiente en Tamaulipas.

Y aunque muchos aseguran que en realidad “el pájaro de cuenta” era Heberto, de todas maneras ahora se le ve muy desconsolada a la ex Contralora Estatal Gilda Cavazos Lliteras.

Y esto debe ser no solamente una lección para los funcionarios estatales del pasado, sino sobre todo los que deben tomarlo en cuenta son los que actualmente disfrutan de muchas camionetas y muchos guaruras para ellos y sus familias.

Son funcionarios que, aunque faltan más de 5 años para que esta administración estatal acabe, deben verse en ese espejo, de lo contrario también acabarán en el escándalo y en el repudio de la gente.

MAQUIAVELITO

…¿Qué méritos electorales o de liderazgo tiene Ambrosio Ramírez Picasso para ser el nuevo presidente del PRI municipal de Cd. Victoria? Es la pregunta que se hacen muchos tricolores…¡No cambian los priístas…el dedazo sigue! Aunque ahora vino de palacio municipal de Victoria.

osjinug@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: