PANORAMA TAMAULIPECO / El eterno sufrir del campesino tamaulipeco.

Por: Alberto de la Fuente Moreno.

Los agricultores del sector social, como se le llama a los habitantes del Altiplano Tamaulipeco, quienes siembran unas cuantas hectáreas de temporal solo esperando que el clima y las bondades de la naturaleza los favorezcan, todavía recuerdan las palabras que ha manera de reflexión expresó el gobernador FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA, en una reciente reunión, cuando dijo:

«Todos tenemos la necesidad en determinado momento de tener a nuestro lado un doctor, para que cure a nuestros hijos, a un abogado para un problema legal, un contador para que haga las cuentas del negocio, pero nadie se ha puesto a pensar como se produce lo que todos los días está en nuestra mesa, que son los alimentos diarios».

Estas palabras, quedaran para la historia, pero parecía sincero el mandatario, cuando así se expresaba ante los representantes y responsables de la producción ganadera, agropecuaria, avícola, citrícola, pesca y demás en el encuentro que sostuvieron para dar a con poner la reglas de operación 2017 en el Polyforum.

«Cuenten con un gobernador que va a trabajar a favor de la coordinación de todos los órdenes de gobierno, no va a escatimar tiempo en gestionar lo necesario para Tamaulipas y que impulsará decididamente la vocación agrícola y ganadera en nuestra entidad», afirmó.

Es más que interesante la reflexión antes citada, no por el énfasis que le pondría a sus palabras, sino porque es una demanda ancestral de nuestros productores, así lo hicieron saber varios campesinos en nuestra reciente visita al ex cuarto distrito, a quien esto escribe, manifestando desconsoladamente «más de lo mismo».

Es la hora de despegar en este sentido, porque, como lo abundó el mandatario ya en entrevista a los medios, que incluso hay que educar a nuestros niños, para que tengan conciencia de cómo trabajan y se esfuerzan nuestros productores para poner en nuestra mesa los alimentos diarios.

Sobre este tema abundaron varios residentes de estos lares, donde se siente la pobreza que por años ha sido utilizada como tema en los discursos políticos, esos ejidatarios y comuneros que sobreviven gracias a los apoyos que en PROCAMPO, PROGAN, becas y estímulos como el 65 y más, PROSPERA y otros.

Estos, los campesinos del altiplano han sido inspiración de candidatos para incendiarios discursos en campañas políticas, pero una vez obtenido lo deseado jamás regresan de perdido a darles las gracias.

Aunque duela, pero no producen ni siquiera lo que consumen…a pesar de tantos y tantos millones que se destinan para este fin y que se quedan en el camino y entre los grandes productores y los que elaboran proyectos productivos.

Estos, y otros tantos, como los del llamado Altiplano Tamaulipeco, en lo más alto de la Sierra Madre, como Miquihuana, Bustamante, donde los fríos calan, y las parcelas doradas por la intensa sequía esperan con paciencia las lluvias para depositar la semilla y cosechar de perdido comida para los animales.

Esto nos recuerda cuando una verdadera campesina del municipio de Jaumave, «Doña Lencha» en un evento agrario de la Confederación Nacional Campesina hace años en el municipio de Metepec, en el Estado de México, exhortó en público al entonces mandatario de triste memoria EGIDIO TORRE CANTÚ, para que se fijara en los campesinos del Altiplano, algunos que todavía siembran sus parcelas con tiros de bestias y bueyes o sea a la antigüita.

Se sentía relegada por el anuncio del mandatario que ofertó la entrega de tractores y maquinaria agrícola a los productores de Río Bravo y San Fernando que cuentan con la más alta tecnología y tierras fertilizadas y de riego.

Al tocarle su turno, como dirigente campesina, palabras más palabras menos le dijo: «Señor gobernador, a nombre de los campesinos pobres de mi municipio, le pido que voltee a ver a los que de verdad sufren para cosechar los que consumimos, los campesinos de mi tierra solo siembran 3 o 4 hectáreas, sí tienen necesidad que los apoye para poder subsistir», terminando su intervención todavía alcanzó a mencionar:

«PORQUE COMO DECÍA MI DIFUNTO MARIDO, CON TIERRA, AGUA Y TRACTOR, CUALQUIER P….ES AGRICULTOR»….en alusión a que los mejores apoyos solo lo reciben agricultores que siembran mas de cien hectáreas, cuentan con riego y alta tecnología, mientras a los de la Sierra solo les llegan migajas de esos millones que tanto hablan en las reuniones.

Es importante y qué bueno que nuestro mandatario tiene la firme intención de apoyar a los productores ricos, pero también a los pobres que sufren y en serio para subsistir….

Les dejo el correo para lo que quieran mandar, panoramatam@hotmail.com.

A %d blogueros les gusta esto: