LA HORA DE TODOS/ El poder de un ‘Aviador’…

Víctor Contreras 

¡Véngase mi ‘chulo’, que lo quiero retratar…!

 Era la frase recurrente de los retratistas de los pueblos alejados de la mano de la civilización y atropellados por la vanguardia digital y que escondida su cabeza en una tela negra, todavía gritaban: “¡pajarito, pajarito…!”.

Pero también esta frase, tiene una connotación o significancia o interpretación de “un llamado de atención o meter al orden a una persona descarriada o rebelde, o un ajuste de cuentas, o simplemente aclarar y poner las cosas en su lugar.

Y es el caso, de que llegó a mis manos una copia de un expediente que al mismo tiempo es una denuncia de un empleado burócrata del sector educativo con un gran valor civil de allá del pueblo Mágico de Tula, que merece todo el respeto de quien esto escribe.

Su nombre no lo publicamos por razones obvias y protección de su persona y si alguna autoridad desea ver el expediente le podría hacer llegar una copia.

Sin embargo, su valiente y al mismo tiempo iluso peregrinar, “fue un grito en el desierto”. Estuvo en la secretaría Particular de la Secretaria de Educación, SET. Lo remitieron a la Contraloria del Estado y fue la misma respuesta: le pidieron denunciara por escrito y lo enviara a Oficialía de Partes para que siguiera el curso, pues en sus oficinas había cosas más importantes qué hacer

En estos lugares a donde fue a entregar su denuncia, les repetía como “rosario” a secretarias y funcionarios:

—“Yo soy panista y vote por el cambio y en mi escuela, allá en Tula, ¡no veo tal cambio…!”

(Aclaro, esto sucedió antes de las tronantes y polémicas declaraciones del “Comandante” Pimienta, que provocó que “lo salieran” amablemente  de la Subsecretaría de Educación Básica).

La denuncia se refiere al susodicho Maestro JOSE INES LOPEZ DE LEON, quien el día 31 de Marzo del 2013 tomó posesión como Asesor Técnico Pedagógico en la Supervisión Escolar  No. 37 ubicada en la calle Matamoros No. 31, Barrio El Cardenal, del municipio de Tula, con la Clave Presupuestal 11007281200.0 E0281287186.

El Oficio fue fechado el 8 de Julio del 2013 y el Supervisor Escolar Raúl Cumpean Castillo dio el Visto Bueno, (Vo. Bo.)

En la Orden de Adscripción PR-48239, con fecha del 19 de Junio del  2013 y firmada por el entonces Encargado del Despacho de la Subsecretaría de Educación, Jorge Guadalupe López Tijerina y también por el Encargado del Despacho de Educación, Profesor Guadalupe Dávila Rodríguez, se inscribe la siguiente información:

El profesor José Inés López de León, con RFC LOLI761011FX8, tiene la Clave 072812E028100.0287186y la Categoría E0281, que significa Maestro de Grupo de Primaria, Foráneo.

El Maestro Inés, que acaba de estrenar un carro último modelo, inició sus actividades docentes a partir del 1 de abril del 2013 en el Centro de Trabajo 28DPR1013N de la Escuela Primaria “Benito Juárez.

Según copia de uno de los cheques que ha cobrado, sus percepciones son de $8345.72 mensuales (ocho mil trescientos cuarenta y cinco pesos), solo que tiene una particularidad, el profesor Inés SI aparece en la Plantilla de Personal de 26 empleados y todos firman su asistencia diaria al plantel, el Maestro Inés y el Director de la Primaria, Pedro Márquez Picazo no firman la plantilla. El Director, por obvias razones no firma, pero el Maestro, ¿de qué prerrogativas goza?

En otras palabras, el Profesor Inés López con Maestría en Educación Preescolar es aviador, aunque tiene a su cargo el 6º. Grado escolar de la Primaria “Benito Juárez” y su horario es de 8:00 a.m. a las 16:00 p.m., pero no asiste ni cumple con sus obligaciones docentes.

Pero es el gran poder de un “aviador”, porque lo sabe  todo el personal de la escuela. Lo rumora la gente profesional del chisme y amantes de la lengua de doble filo.

Todo el pueblo Tulteco está atento a lo que sucede, nadie es indiferente…

Solo las autoridades se hacen los occisos.

El caso del Maestro Inés tiene todos agravantes para levantarle  actas administrativas y solicitarle el regreso de los emolumentos no devengados.

El director del Plantel Pedro Márquez Picazo y el Supervisor Raúl Cumpean Castillo de la Zona Escolar Número 37, tienen implicaciones en este hecho lo que pudiera fincarles responsabilidades administrativas, laborales y jurídicas

Lo cierto es que engañan al joven Secretario de Educación y a los buenos propósitos del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.

Así como este, hay más de tres mil casos en Tamaulipas

En el municipio de Tula se requiere de más Maestros en lugares alejados de la mano de Dios y donde “la palabra de Dios también falla…” y resulta que el señor Maestro, El Gran Aviador, disfruta de un carro nuevo, de aguinaldo, de bonos de manera injustificada..

Pero cómo no hay una violación constante a las leyes y reglamentos del servicio público, si los que deben poner el ejemplo son los primeros en violarlas.

Y existen dos casos reales en este pueblo de calles empedradas: la Jefe del Centro Regional del Desarrollo de la Educación, CREDE, Profesora María Alejandra Aguilar Reyes y el Jefe de la Oficina Fiscal, el Maestro Leonardo Puente Juárez.

Los dos tienen algo en común: no pidieron Licencia para separarse de su cargo, y es una obligación jurídica y tal parece que tendrán que regresar sus ingresos cobrados durante un año, en su anterior responsabilidad.

La Ley de Educación en su Capitulo X, en su artículo 50 dice textual:

“..Las licencias a que se refiere este ordenamiento serán de dos clases: sin goce y con goce de sueldo…”

Y el artículo 51 y su Inciso I del mismo capítulo se refiere textual:

“…Las licencias sin Goce de Sueldo se concederán en los siguientes casos:

I.- Para el desempeño de Puestos de Confianza, Cargos de Elección Popular, Comisiones Oficiales Federales y Comisiones Sindicales…”

 Osease, que tiene que regresar el sueldo de un año, el aguinaldo y los respectivos bonos de sus tabajos anteriores.

Ah, que mi Tula, por donde pongas el dedo saltan irregularidades, desde el ayuntamiento, con Toño Láminas y sus transas y pleitos, Juan Andrés y su Amparo, ¿tiene miedo de ser detenido por ser culpable? Y ahora los aviadores…

¡Ay, mi Tula Beach tan lejos de Dios y tan cerca de tantos bandidos…!

Y como ya se nos acabó el espacio,

¡Mejor nos leemos mañana…!