Tendencias / Maki no será reelecta, le falló a Reynosa

Oscar Contreras Nava

La presidenta municipal de Reynosa, Maki Ortíz Domínguez, se encuentra inquieta, nerviosa y muy desesperada. No sabe qué hacer para que el PAN estatal le vuelva a otorgar su confianza y pueda reelegirse en el cargo en las próximas elecciones.

La semana pasada, su ansiedad la hizo viajar a la Ciudad de México y buscar en el Comité Ejecutivo Nacional de Acción Nacional a sus contactos para pedirles que, desde allá, le ayuden a reelegirse porque aquí en Tamaulipas y especialmente en Reynosa, ya no quieren que siga en el cargo.

Y es que Maki es una gran decepción para los reynosenses, quienes en un momento dado creyeron que por haber sido una destacada legisladora y luego, una funcionaria federal de primer nivel, iba a estar a la altura de los desafíos y retos que tiene el municipio, pero no fue así.

Desde el inicio de su gestión fracasó, porque nunca se ha podido llevar bien con el Cabildo, ya que casi siempre ha querido imponer su criterio y esto le ha ocasionado muchos problemas y obstáculos, que la han llevado a dirimirlos hasta en el Congreso del estado.

Lo que sucede es que la doctora desconoce que lo más elemental en la política es el dialogo, la negociación y el consenso, pero también no sabe que muchas veces en la política se tiene que ceder para avanzar.

Esto nunca lo entendió. Es más, hasta el momento no lo comprende, ni se imagina que en las negociaciones y las concesiones que se otorgan, ahí está el triunfo de un político.

Nunca lo comprenderá, porque las posiciones legislativas que siempre obtuvo se las regalaron y ahora sufre porque nunca aprendió que en una carrera política “normal”, se tienen más fracasos que triunfos, más ratos amargos que dulces.

Además, es opaco el manejo de las finanzas, las compras que realiza su gobierno, el pago de rentas y seguramente que cuando termine su gestión, la Contraloría o el Fiscal Anticorrupción la van a llamar, porque hasta donde

sabemos, la Procuraduría de Tamaulipas podría investigarla por el caso de su esposo, quien por cierto, sigue sin dar la cara, para que hable de frente a la sociedad y aclare si es un vil lenón o traficante de personas.

El caso es que Maki Ortiz estando en la Ciudad de México investigó el vuelo y la hora en que Ricardo Anaya saldría a Tampico y gracias a sus buenas relaciones consiguió la información por lo que viajó con el precandidato del PAN a la presidencia de la República, pero no consiguió absolutamente nada.

Hábil como lo es Anaya, es seguro que únicamente le puso atención, la escuchó y le dio esperanza de conseguir su reelección, pero al final no lo hará porque ya conoce su historia.

Así que Maki ahora invoca a los ciudadanos para que el PAN les pregunte si desean que continúe en la presidencia municipal, porque según ella, los ciudadanos son quienes deben decidir su reelección.

¿Qué les parece? Cómo si los ciudadanos hubieran decidido sus anteriores participaciones en el poder legislativo. ¡Qué bárbara!

Ella sabe muy bien que esto así no se maneja y su actitud nos confirma la angustia que tiene, porque al final de cuentas, sabe muy en el fondo de su conciencia que le falló a Reynosa, por su desmedida ambición y su incapacidad para gobernar.

Por ello, sabemos que a Maki lo único que le queda en la política es su amiga Margarita Zavala y si tuviera un poco de agradecimiento por todo lo que ha hecho por ella, debería de pedir licencia, para apoyarla en su aventura de ser presidenta de la República, porque en Reynosa no será reelecta en el cargo, ya que falló y los reynosense nunca más le refrendaran su confianza. Ni más ni menos.

Para finalizar, nadie se explica en Madero porque Ricardo Villarreal anda diciendo que Chucho Nader, lo buscó para pedirle que lo apoye en su campaña hacia la presidencia municipal de Tampico.

Y es que se ufanaba en decir que era el súper asesor del presidente municipal de Ciudad Madero, Andrés Zorrilla Moreno y ahora la gente se pregunta:

¿Acaso ya abandonó a Zorrilla? ¿Sabrá algo que él no sabe?

Quien sabe, pero esto causa mucha sospecha y por supuesto que sorpresa, ya que Ricky es el asesor mejor pagado y con amplias facultades para gastar en la operación política-electoral.

Sin duda que aún estamos para llevarnos algunas sorpresas y esperamos que no sea lo que estamos pensando…

Apunte final. No dicen que la maestra Magdalena Peraza Guerra platicó con el Truco el pasado fin de semana en Tampico y al parecer todo cambió. Nadie sabe bien a bien lo que sucedió o qué acuerdos tomaron.

Es decir, si la maestra se reelegirá o será candidata a la diputación federal. Por eso declaró el pasado lunes que no ha decidido lo que hará y esto ha causado cierta inquietud entre sus seguidores.

Saben que sí la maestra se va por la libre puede ganar como ya lo hizo una vez y podría repetirlo. Sin embargo, es una política madura, consciente de su fortaleza y sus capacidades y nunca pondría en riesgo lo que con mucho esfuerzo ha construido.

Esperamos que los dioses del olimpo la iluminen y pueda salir avante ante este nuevo reto que hoy enfrenta. Qué así sea…

https://oscarcontrerastamaulipeco.mx/