Polvorín / La fallida aritmética electoral panista…

José Ángel Solorio Martínez

Anda errada la aritmética electoral del PAN en Tamaulipas. No ha comprendido, la dimensión real en los nuevos escenarios regionales de la Equidad de género. Al parecer, con ligereza la confunden y la equiparan con la Igualdad.
O sea: ven igual, a las paridas y a las preñadas.
Va:
Nuevo Laredo: Enrique Rivas Cuéllar, repite como candidato a la alcaldía. Pelao.
Reynosa: José Ma Moreno. Pelao.
Río Bravo: Raúl García Vivián. Pelao.
Matamoros: Carlos García González. Pelao.
San Fernando: El alcalde, José Ríos Silva repite. Pelao.
Ciudad Victoria: Xicoténcatl González. Pelao.
Tampico: Jesús Nader. Pelao.
Madero: Andrés Zorrilla. (Lo que se entiende, es que participa como pelao en su proceso de reelección).
Altamira: Laura Amparam Cruz. Repite la alcaldesa. Una garbanzo de a libra: bendita entre los pelaos.
Muy probablemente los dirigentes panistas en Tamaulipas, suponen que la Equidad de género es un concepto jurídico al que se le puede sacar la vuelta con engañifas. Es muy factible, que el PAN tamaulipeco, presuma que puede cumplir con ese ordenamiento legal en municipios como Hidalgo, San Carlos, Güemes, Padilla u otros de similares potencias demográficas, y dejar los mega ayuntamientos para sus consentidos.
Pero no.
En todo caso, eso sería Igualdad.
Es decir: dividir la entidad entre los dos géneros y sacar el factor medio de 43 municipios: o sea 22 para las damas. Hasta aquí sería correcta la aritmética simple.
La Equidad, es un concepto legal que comprende tanto elementos de calidad, como de cantidad.
Más claro: la Equidad obliga, a postular candidatos mujeres y hombres en igual cantidad en los municipios de mayor densidad poblacional. Ese elemento es lo que aporta índices de calidad genérica en la elección.
De los nueve municipios mencionados, ocho candidatos varones mayoritean a las chicas azules. Y eso, a todas luces es una flagrante conculcación de la Ley.
Los líderes del PAN, han mostrado una grande impericia. Sólo que ésta pifia, supera todas las anteriores. Y copeteada, como diría su célebre compañero de partido.
Cualquier tinterillo puede echar abajo en el Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) esa pretensión de los panistas. La sensatez, obliga a meter un poco más de esfuerzos reflexivos a esta elección.
Se infiere: esa lista tendrá que ser modificada o antes de ser postulados, o incluso, después de que se registren.
¿Qué le falta al PAN en Tamaulipas?..
Tiene un sonriente escenario, como para ser actor principal en la demolición del PRI en el estado. A contrapelo, parece ser que pretende auto inmolarse y dejar pasar la oportunidad histórica de ser un partido que ayudó a buen morir a uno de los partidos más perniciosos en el Tamaulipas moderno.
Se consolida la duda:
¿Existe el engendro del PRIAN?..