EL FRANCOTIRADOR / EL PODER Y EL DINERO

Por Óscar Jiménez

El diputado local del PAN con permiso para ser candidato a la alcaldía de Altamira por el Partido Encuentro Social (PES) en coalición con MORENA Ciro Hernández Arteaga, un día sí y otro también, se tiene que estar defendiendo del “poder y del dinero”.

Recientemente el ex legislador señaló en redes sociales que “No porque seas alto y fuerte significa que vas a poder hacer lo que quieras”.

En alusión a Juvenal Hernández Llanos, esposo de la acaldesa panista de Altamira Alma Laura Amparán, que anda como Santa Claus, repartiendo dinero (no creo que de su bolsa) para comprar votos y conciencias.

El mismo “desplegado” en redes sociales de Ciro Hernández apunta que “Goliat era alto por su estatura, pero David era grande porque Dios estaba con él”. Es obvio darse cuenta quién es Goliat y quién es David.

Y termina diciendo Ciro Hernández que, “ese será nuestro reto en Altamira…luchar y vencer a Goliat con poder y dinero, pero sin Dios. Con mucha Fe hagamos posible Una Nueva Historia”.

Y si todo mundo en Altamira sabe que la pareja imperial (a través del Primer Damo) está repartiendo dinero ¿municipal? para comprar estructura electoral de otros partidos, conciencias de líderes de colonias y votos, entonces por qué ninguna autoridad hace algo.

Porque parece que el mejor negocio de la familia Hernández Amparán ha sido la política, pero todos se han dado cuenta menos la Auditoria Superior de Tamaulipas.

Y por si fuera poco, un personaje conocido en la atmosfera política altamirense le dice a Ciro Hernández Arteaga que es un malagradecido, que no agradece a quien le dio la oportunidad de entrar al servicio público local, esto en clara referencia a que se incline ante Juvenal Hernández Llanos.

Es Salvador Rivera ese personaje, quien además le dice a Ciro Hernández que cuando este último fue Contralor Municipal no tenía título, pero el candidato del PES

responde que si tenía los estudios y que era pasante y su título estaba en trámite.

Sin embargo hay ciudadanos que dicen que Salvador Rivera fue secretario del ayuntamiento de Altamira en los gobiernos de Romana Flores y Juvenal Hernández Llanos (esposo de la actual alcaldesa), pero que no era licenciado en derecho sino químico.

Toda esta historia de metralla electoral se registra en el marco de la exhibida que se le da hace unos días a Armando Cervantes Becerra, operador priísta y quien tuvo bajo su mando la operación del programa federal Prospera de la secretaría de desarrollo federal (Sedesol).

Trascendió (sin comprobar) que Juvenal Hernández Llanos le dio mucho dinero a Armando Cervantes para que este moviera la estructura de Prospera a favor de la candidata Alma Laura Amparán.

Y algunos se preguntaron si parte de ese dinero, presuntamente entregado al operador político de Prospera (u ex operador), también iba a parar a los bolsillos de Miguel Cavazos Guerrero, ex titular de Prospera en nuestro estado y ahora delegado federal en Tamaulipas de Sedesol e hijo del antipático ex gobernador tamaulipeco Manuel Cavazos Lerma.

Total, que a juzgar por todo lo que se dice en este combate electoral, en Altamira vive Santa Claus, y anda repartiendo dinero a manos llenas para que la alcaldía siga perteneciendo a una familia… la familia Hernández Amparán.

Y qué me dice de lo que publicó Brígido Pérez. Que el reparto de dinero también se da en la línea de “los promovidos”. Sí, se paga a quien llene hojas de promovidos, una estrategia tan vieja como ineficaz que fue utilizada en sus años de gloria política por el PRI.

Incluso se da a conocer hasta una fotografía de un chat de la organización Altamira Orgullo de Tamaulipas donde se habla de entregar el apoyo. ¿Qué no hay ninguna autoridad que sancione con todo el peso de la ley estas actividades aparentemente ilegales?

¿De dónde viene todo ese dinero? ¿Es dinero público sustraído del presupuesto del municipio de Altamira? Si es así, por qué se utiliza para eternizar en la presidencia a Alma Laura Amparán y no para pavimentar o introducir agua potable a las colonias, solo por citar dos ejemplos.

Y también, que alguien nos diga para qué quiere seguir en la alcaldía Ama Laura

Ampará, pero que le pregunten a su esposo porque ella no manda (es una Juanita) en el municipio. ¿Acaso es un gran negocio la presidencia municipal?

MAQUIAVELITO

…La Morenista Carmen Bojórquez quiere organizar una quema de libros de Mario Vargas Llosa como protesta porque el escritor suramericano criticó a Andrés Manuel López Obrador… Y Enrique Krauze le responde citando a Hainrich Heine que dijo que “ Ahí donde se comienza por quemar libros, se termina quemando personas”.

osjinuf@gmail.com