Victoria y Anexas/ LOS ACTORES SECUNDARIOS

Ambrocio López Gutiérrez

Quedando claro que el primerísimo lugar en las encuestas es el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, se ha desatado una guerra retórica, jurídica y política entre el queretano Ricardo Anaya Cortés y el chilango José Antonio Meade Kuribreña, quienes hacen desesperados esfuerzos por consolidarse en el segundo lugar y rezar mucho por un milagro que les permita alcanzar al experimentado exjefe de gobierno de la Ciudad de México.

Los noticiarios de todos los canales, los principales espacios de los periódicos, los segmentos estelares de la radio y las redes sociales están saturadas de las acusaciones que se hacen a cada rato RAC y JAMK cuyas declaraciones han subido de tono ya que al queretano blanquiazul se le involucra en una venta turbia de un terreno y al chilango tricolor se le vincula con los desmanes que comenzó la experredista Rosario Robles Berlanga en la SEDESOL, donde se habrían desviado miles de millones de pesos.

Los actores secundarios en el espectáculo presidencial deben saber mucho de corrupción porque con demasiada frecuencia hacen alusiones a ese problema y se desgañitan proponiendo soluciones casi mágicas para erradicar los malos manejos financieros oficiales, en caso de que el voto les favorezca; mientras tanto, AMLO nada “de muertito” pues sus cada vez más lejanos adversarios están muy ocupados destruyéndose mutuamente.

En ese contexto, el Presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional, Sergio Guajardo Maldonado, afirmó que el candidato presidencial Ricardo Anaya denigra la función pública, el proceso electoral y defrauda la confianza de la ciudadanía que observa el lamentable caso de su enriquecimiento ilícito de la noche a la mañana (SIC) que, difícilmente puede comprobar los 54 millones de pesos de la venta de una bodega  que realizó con su supuesto socio Manuel  Barreiro a quien, el propio panista, ahora desconoce.

En entrevista con medios de la frontera norte, el dirigente estatal subrayó que Enrique Ochoa Reza, presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, dio una explicación por demás detallada del conducto y el paso por países identificados como paraísos fiscales de los recursos de la operación de compra-venta, que fue a dar a la cuenta del ex dirigente nacional del Partido Acción Nacional.

Ya envalentonado, SGM afirmó, no se puede considerar como válido que gentes como Anaya, se den golpes en el pecho por un lado y, por el otro, defrauden la confianza de los mexicanos pendientes de un proceso electoral; “no se vale que por un lado vayan a la iglesia; se persignen, tomen la hostia…en fin y, al salir, tengan alguna situación reñida con la moral y las buenas costumbres; creo no se vale que gentes como Anaya se den golpes de pecho por un lado y, por el otro, defrauden la confianza ciudadana en el proceso electoral.”, afirmó.

El dirigente estatal, dijo que el PRI es muy respetuoso del proceso electoral vigente, tanto para la presidencia de la república, senadores, diputados federales y en los Estados más, sin embargo, dijo que sí lamenta las descalificaciones que se generan contra el candidato JAMK que, hasta el momento ofrece confianza a los mexicanos sobre el rumbo que requiere el país, además de seguridad laboral a inversionistas extranjeros y nacionales, para el crecimiento y generación de empleos.

Por cierto, el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, exigió a las autoridades competentes investigar a Ricardo Anaya y al empresario Manuel Barreiro por lavado de dinero; “Ricardo Anaya le dijo al pueblo de México, a través de su declaración 3de3, que tenía un ingreso de 90 mil pesos al mes; Anaya también dijo que sus suegros le ayudaban en el proyecto educativo de sus hijos que vivían en Atlanta, con el pago de las colegiaturas y la manutención”, señaló.

“Pues bien, ahora sabemos que todo eso era una mentira; cuando Ricardo Anaya era diputado federal compró un terreno en Querétaro, por 10 millones de pesos”, subrayó; EOR cuestionó: ¿cómo le alcanzó el dinero a Ricardo Anaya, que ganaba 90 mil pesos al mes, para comprar un terreno de 10 millones de pesos? Anaya, puntualizó, ha dicho que hipotecó su casa, pero en la declaración 3de3 no queda clara tal hipoteca: “Anaya dice que recibió un préstamo, pero nunca ha ofrecido la documentación bancaria que acredita que recibió un préstamo; la verdad es que todo huele muy mal”, sostuvo.

“¿Quién le vendió el terreno a Ricardo Anaya por 10 millones de pesos en Querétaro?”, añadió EOR; al respecto, el Presidente del CEN del PRI sostuvo que a Anaya se lo vendió la empresa de su amigo Manuel Barreiro, a quien ahora trata de desconocer y quien hoy está en Canadá amparado, tratando de evitar que México y distintas instituciones financieras del mundo lo investiguen por llevar a cabo actividades ilegales; detalló que a lo largo de los siguientes dos años, Anaya construyó una bodega, para luego vender todo en 54 millones de pesos.

“¿Cómo hicieron esta operación? pues con una transa más; Manuel Barreiro y Ricardo Anaya contrataron a unas personas para que ocultaran la ruta del dinero, para que esos 54 millones de pesos que han llegado a las cuentas de Anaya recorrieran distintos países, incluyendo paraísos fiscales, para que no se supiera de dónde venía ese dinero; además, crearon una empresa fantasma con prestanombres, para simular la compra pero ahora todo el pueblo de México sabe la verdad”, remarcó “El Clavillazo”, como también se le conoce.

Que la simulación de dicha compra se supo porque precisamente las personas que ellos contrataron para ocultar el dinero ya contaron la historia y ya implicaron a Manuel Barreiro y a Ricardo Anaya en toda esta transa, que incluye empresas fantasma, triangulación y lavado de dinero; “Ricardo Anaya es un dos caras, es un mentiroso y es un corrupto, se ha dedicado a lavar dinero y ha aprovechado su posición como diputado, como Presidente del PAN y ahora como candidato a la Presidencia, para mentirle al pueblo y para enriquecerse de manera ilegal.

“La exigencia es muy simple: se deben llevar a cabo todas las investigaciones en México y en el extranjero, para documentar las trampas de Ricardo Anaya; al lavado de dinero, los moches y la triangulación de recursos son delitos que se tienen que perseguir y que se tienen que castigar; Anaya, te agarraron con las manos en la masa y en esta ocasión tus cajas chinas y tus mentiras no hacen sentido”, sentenció muy orondo el aún presidente nacional del tricolor.

Por si le faltara algún ingrediente, el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, vino a México a presentar un libro y trató de echarle una mano a los actores secundarios diciendo que votar por el populismo (en obvia referencia a AMLO) sería casi un suicidio; al admirado escritor peruano-español es un hombre senil y parece haber olvidado su célebre frase de la dictadura perfecta con la que acusaba al PRI.

Concluyo por hoy enviando una sincera condolencia a la familia Cárdenas del Avellano por el deceso del patriarca (priista, por cierto) Enrique Cárdenas González (QEPD) con quien se cierra un ciclo en la vida política de Tamaulipas.

Correo: amlogtz@gmail.com