Tendencias / Abuchean a López en El Mante

Oscar Contreras Nava

Aunque los peje-zombis tamaulipecos se molesten, hagan rabietas, les den agruras y no puedan dormir por la noche, ya quedó demostrado que Andrés Manuel López Obrador, candidato de Morena a la presidencia de la República no ganará la elección en Tamaulipas, porque eligieron candidatos muy manchados por todo el estado y la gente ni los ve ni los oye sino todo lo contrario, como dijera uno de los clásicos de la política mexicana.

Y es que cuando estuvo en El Mante se pudo dar cuenta que en ese municipio la gente repudia al ex alcalde priista, Héctor López González, quien es el candidato de Morena a la diputación federal y esto confirma, que una cosa es AMLO y otra los oportunistas manchados por la corrupción que lo siguen y creen que él los hará ganar.

Tal es el caso del empresario texano Adrián Oseguera Kernion, quien busca la presidencia municipal de Ciudad Madero, pero no cuenta con el tiempo suficiente de residencia para buscarla y aunque las autoridades electorales respaldaron su petición, no goza de la confianza ciudadana ya que lo ven como a un extranjero.

Pero bueno, su capricho se logró por una serie de artimañas legales y en un momento dado la gente tendrá que conocerlas, para que se den cuenta de todas las mentiras que inventó con tal de lograr su objetivo y esto es preocupante para los maderenses, porque no quieren volver al pasado.

Porque si Oseguera Kernion no se detuvo para mentirle sobre su estancia en Madero a la autoridad electoral, quien es la garante de ofrecer unas elecciones limpias y transparentes, esto quiere decir que nunca se detendrá para mentirle a la sociedad y esto es lo que ya no soportan más los ciudadanos de los políticos que buscan llegar al gobierno, para darle rienda suelta a sus bajos instintos.

De igual manera, es importante que AMLO sepa que Oseguera es un texano “Fifí” que al ver su crecimiento político a nivel nacional, se subió en la ola de Morena para buscar la alcaldía maderense, pero con mentiras y patrañas como las que supuestamente rechaza.

El caso es que esta es la calidad de candidatos que en Tamaulipas siguen y defiende a AMLO y en frontera tenemos el ejemplo con Ramón Garza Barrios en Nuevo Laredo, donde este ex priista ya fue acalde también, pero salió muy cuestionado por la falta de claridad con que manejó los recursos públicos y ahora busca repetir con Morena en esa misma posición.

Aunque es importante comentar que en Nuevo Laredo ahora no es lo mismo que ayer, ya que cuando llegó a la alcaldía no tuvo oposición, pero actualmente los ciudadanos están más despiertos y es seguro que no lo dejen llegar a la presidencia municipal.

El caso de Reynosa con JR Gómez es un asunto que trataremos de manera muy especial, porque se han presentado algunos aspectos muy extraños en el manejo de la operación política, ya que los recursos con los que se maneja son muchos y realmente no se sabe de dónde le llega. ¿Cómo la ven?

En fin, vino AMLO y pudo confirmar que sus candidatos a la diputación federal y a las presidencias municipales no le ayudarán con el paquete de ganar las elecciones, ya que ellos están para que les ayude ante tanto cuestionamiento que tienen y ojalá, que esto no le afecte a la hora de hacer el recuento final de la votación y debería deslindarse de inmediato de esos políticos que le afectan a su campaña. Ni más ni menos.

Apunte final. Ya supimos que Meade fue quien decidió el cambió en la dirigencia del PRI nacional e impuso a René Juárez para que le de otro manejo político al tricolor a nivel nacional.

Esto demuestra que el candidato tecnócrata del tricolor tiene agallas y algo de visión sobre la política, pero esto debió ser antes de iniciar la campaña, porque ahorita ni aunque vaya a bailar a Chalma se levanta.

Por lo pronto, si este cambio en la dirigencia nacional es para mejorar, es conveniente que cambien de inmediato a los dirigentes estatales como Sergio Guajardo Maldonado, quien no ha podido con el paquete y no sabe ser un dirigente de oposición. A veces hasta parece que le da temor y así no funciona un dirigente partidista.

Sí René Juárez quiere cambiar al PRI a nivel nacional, debe empezar por las comités estatales y Tamaulipas debería de ser el primero de la lista. Así de simple.

http://oscarcontrerastamaulipeco.mx