Libres, 3 curas acusados de pederastas en frontera

Los tres curas de la frontera que son acusados de abusos sexuales por cuatro víctimas están libres, informó la Fiscalía General del Estado de Tamaulipas (FGET).

Las denuncias contra los hombres son revisadas por personal judicial, confirmó la dependencia. La información que analizan son las posibles agravantes en los delitos y las edades de las víctimas, elementos que influyen en la posible prescripción de los casos.

Al final, tras evaluar el hecho en su totalidad, la fiscalía determinará si se ejecuta la acción penal por los delitos que señalan las personas violentadas y otros que podrían asentarse con base en las declaraciones.

El domingo, el obispo de Matamoros, Eugenio Lira Rugarcía, informó de las cuatro denuncias contra curas de la zona que encabeza, integrada por 72 templos distribuidas en ocho municipios. Los hechos ocurrieron entre 15 y 20 años atrás.

De acuerdo con los datos de los casos de abuso y la historia de la Diócesis, los obispos que estaban en el momento de los ataques contra menores fueron Francisco Javier Chavolla Ramos (1991-2004) y Faustino Armendáriz Jiménez (2005-2011).

Las cuatro denuncias fueron presentadas por personas que al momento del abuso eran menores de edad. Dicho elemento es analizado por el personal de la Fiscalía General del Estado.

 

¿Qué dice la ley?

De acuerdo con el artículo 274 del Código Penal para el Estado de Tamaulipas, a la persona responsable del delito de violación se le impondrá una sanción de diez a dieciocho años de prisión.

Si la víctima es menor de catorce años, «o quien no tenga capacidad de comprender el significado del hecho o por cualquier causa no pueda resistirlo», la sanción será de 30 a 40 años de prisión.