FOTO: Acusado del tiroteo en Nueva Zelanda comparece sonriente ante la corte y hace un gesto supremacista

Con un gesto característico de supremacistas blancos se presentó  este sábado Brenton Harrison Tarrant ante la Corte de Nueva Zelanda, donde fue acusado como uno de los autores de la masacre ocurrida en la localidad de Christchurch, señala el diario The New Zealand Herald.

Tarrant, originario del estado australiano de Nueva Gales del Sur, compareció en el tribunal escoltado por dos oficiales, con grilletes y vestido con una túnica blanca. Cuando avanzó hacia el estrado mostraba un semblante tranquilo, pero sonrió levemente ante los medios de comunicación e hizo, con las manos esposadas y por debajo de su cintura, un gesto propio de los grupos de supremacía blanca.

La justicia neozelandesa le formuló cargos por el delito de asesinato, pero se sabe que a esto se sumarán otras acusaciones. El procesado comparecerá nuevamente ante los tribunales el 5 de abril.

Brenton Tarrant hace un gesto a las cámaras durante su comparecencia ante el tribunal. Christchurch, Nueva Zelanda, 16 de marzo de 2019. / Mark Mitchell / New Zealand Herald / Pool / Reuters

Por razones de seguridad, la breve audiencia inicial se realizó a puertas cerradas, sin público, y solo se permitió el ingreso a miembros acreditados de la prensa. Un hombre trató de entrar a la sala del tribunal con un cuchillo, alegando que quería “atacar” al acusado, y mostró el arma a los reporteros.

Sobre los ataques

Este viernes, un hombre armado con un rifle automático entró en la mezquita Masjid Al Noor, en la ciudad de Christchurch, y abrió fuego contra los presentes. En ese momento se encontraban allí unas 300 personas, que habían acudido para la oración del viernes. Un segundo ataque se registró en otra mezquita ubicada en el centro de la misma localidad, cerca del centro islámico Linwood Masjid.

Como resultado de estos barbáricos actos, al menos 49 personas resultaron muertas y muchas otras sufrieron heridas de bala.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, condenó de inmediato los trágicos hechos y los describió en conjunto como “un ataque terrorista”.