Un «joven héroe» detuvo el ataque a la segunda mezquita neozelandesa al quitarle un arma al tirador

Syed Mazharuddin, uno de los sobrevivientes del reciente ataque a la mezquita Linwood Masjid —la segunda en ser atacada en la ciudad neozelandesa de Christchurch—, compartió con The NZ Herald su terrorífica experiencia y reveló que el tiroteo fue interrumpido gracias a la  actitud heroica de un joven que cuida ese templo, quien se enfrentó al tirador y logró quitarle una de sus armas.

En medio de la oración del viernes, Syed Mazharuddin escuchó varios disparos muy cerca y luego vio al agresor, que llevaba equipo de protección y estuvo disparando salvajemente hasta que un joven intentó someterlo.

«Vio una oportunidad, se abalanzó sobre él y le quitó su arma«, recuerda el testigo. El joven intentó defender a todos los presentes en la mezquita, pero no supo cómo usar el arma.

De todos modos, su inesperada acción espantó al agresor y lo obligó a abandonar el lugar. «El héroe intentó perseguirlo y no pudo encontrar el gatillo de la pistola […] Corrió detrás de él, pero había gente esperándolo en un auto y huyó», agregó Mazharuddin. En el momento del ataque se encontraban en la mezquita entre 60 y 70 personas.

Según Daily Pakistan, el nombre del héroe es Naeem Rashid y murió en la noche de viernes en el hospital de Christchurch como resultado de las heridas que recibió. Su hijo Talha, de 21 años, también falleció en el ataque.

  • Este viernes 15 de marzo, sendos tiroteos en dos mezquitas de la ciudad neozelandesa de Christchurch dejaron al menos 49 muertos y decenas de personas gravemente heridas.
  • La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, aseguró que los tiroteos parecen haber sido «bien planificados» y subrayó que lo ocurrido solo se puede describir como «un ataque terrorista».
  • La Policía ha detenido a cuatro sospechosos, tres hombres y una mujer, uno de ellos ciudadano australiano.
  • El jefe de la Policía de Nueva Zelanda, Mike Bush, informó que varias armas de fuego fueron recuperadas en las escenas de los crímenes y uno de los sospechosos capturados fue ya acusado de asesinato.