Necesita este Gobierno más inversión privada que otros: Slim

Para el empresario Carlos Slim el gobierno de Andrés Manuel López Obrador necesita más inversión privada que otras administraciones pasadas.

El fundador y presidente honorario vitalicio de Grupo Carso argumentó que el país está pasando por una caída en los ingresos petroleros, así como por una baja en inversión pública.

Mayor inversión privada

Durante una conferencia magistral que ofreció en el Patio de la Autonomía del Palacio de Minería en el Centro Histórico de la Ciudad de México, Slim Helú explicó las razones por las que considera que el actual gobierno requiere más inversión.

En el evento se trató el tema del rescate de esta zona en el año 2000, proyecto en el ingeniero participó junto con la sociedad civil y la clase política.

 

Sí se cuida el presupuesto

El empresario reconoció que la actual administración cuida mucho el presupuesto; no obstante, comentó que quizás se está haciendo más de la cuenta, ya que para subir la inversión pública están recortando el gasto corriente.

Sin embargo, pidió prudencia ya que apenas han transcurrido seis meses.

Recordó que el titular de la Secretaría de Hacienda, Carlos Urzúa, sugiere que el país requiere alrededor del 20 por ciento del PIB en inversión privada y un 5 por ciento de inversión gubernamental, por lo que coincidió en que ello ayudaría a lograr la meta de crecimiento del cuatro por ciento.

Señaló que para que se alcance la meta de un crecimiento económico de 4 por ciento es necesaria una inversión de hasta 27 por ciento del PIB y el Gobierno sólo aporta el 2.6 por ciento, así que el resto debe ser capital privado.

Centro histórico capitalino ha mejorado

En otro sentido, el ingeniero subrayó que en estos últimos años, el Centro Histórico capitalino ya ha mejorado en infraestructura y servicios, aunque abundó que las autoridades de la ciudad deber seguir con el plan de reestructuración en otra parte de este perímetro.

De acuerdo con Slim, la sobreexplotación de los mantos acuíferos de la capital de la República aún son un problema que provoca el hundimiento de edificios emblemáticos.