Difunden el video de la tortura contra un detenido por el caso Ayotzinapa asfixiado con una bolsa

Un video, que empezó a circular en las redes sociales desde principios de este junio, ha revivido la polémica acerca de la tortura como medio de interrogatorio supuestamente utilizado por las autoridades policiales de México en el marco de la investigación de la desaparición de 43 estudiantes, entre el 26 y 27 de septiembre de 2014, en la región de Ayotzinapa, en Guerrero.

En las imágenes, se puede ver a un sospechoso sentado con las manos atadasojos vendados con cinta aislante e interrogado acerca del lugar donde fueron llevados los normalistas. No se ve al interrogador, pero detrás del detenido se puede apreciar a un hombre que, al parecer, lleva un uniforme de agente ministerial de la Fiscalía federal. Esta persona luego le coloca una bolsa de plástico en la cabeza al sospechoso y la estira para cortarle el oxígeno. Después una tercera persona parece electrocutarlo.

Según el programa ‘En Punto’ de Televisa, el individuo torturado sería Carlos Canto Salgado, detenido el 22 de octubre de 2014 en el marco del caso Ayotzinapa. Se estableció que el policía ministerial federal Ezequiel Peña Cerda y el marino Ariel Agustín Castillo Reyes fueron los oficiales responsables de su detención.

Los representantes de la Fiscalía General de la República han declarado al programa  que han vuelto a analizar los materiales de la investigación por tortura, anteriormente abierta por la Visitaduría General, contra los citados efectivos, así como contra sus superiores.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SU SENSIBILIDAD

34 casos de tortura documentados por la ONU

De ser ciertas, las imágenes confirmarían las conclusiones de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) de que existen «motivos fundados» para creer que algunas de las personas «fueron detenidas arbitrariamente y torturadas» en México, durante las primeras etapas de la investigación sobre la desaparición de los estudiantes. Según este documento, publicado en marzo de 2018, «las graves violaciones [a los derechos humanos] fueron inadecuadamente investigadas e, incluso, encubiertas [por el Gobierno de México]». A través de este informe la ONU documentó al menos 34 casos de tortura en el marco de la investigación del caso Ayotzinapa. Cabe mencionar que la tortura de Carlos Canto Salgado no figura entre los casos confirmados.

Luego, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México desestimó estas acusaciones, indicando que la OACNUDH «omitió información relevante que consta en los expedientes, incluyendo pruebas periciales obtenidas con base en los más altos estándares internacionales», entre ellos, el Protocolo de Estambul.

Según el Gobierno de México, el informe de la ONU «se limita a abordar cuestiones que ya fueron resaltadas anteriormente por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), cuyas recomendaciones están siendo atendidas por las autoridades competentes».