El idioma detrás del balón, con Memo Ochoa como embajador

El jugador español Nolito se aparece en conferencia de prensa, tras un partido en la Liga Premier. Se pone los audífonos, pero éstos fallan. Le preguntan en inglés por qué jugó sólo 10 minutos. El futbolista, en ese entonces, del Manchester City pone cara de no entender nada, mira para todos lados y señala los auriculares. Responde varias veces: “sorry, sorry”. Le cambian los audífonos. Responde: “No se escucha. One moment”. Los periodistas ríen. En otra ocasión explica que ni se enteraba de las explicaciones que les daba Pep Guardiola en inglés, antes de los partidos. Más tarde confesaría que el club le puso un profesor de inglés. “Yo dejé las clases tras un par de meses. El profesor era argentino y acabamos hablando más de futbol que del otro idioma”. Nolito duró un año en el City.

El anterior es sólo un ejemplo de las oportunidades que se llegan a perder los futbolistas por falta de otro idioma, en este caso el inglés. Lo mismo ha pasado a personajes del balompié en España, México y Argentina, por citar a tres países en donde el inglés no es la lengua materna.

Observando lo anterior, el exfutbolista Rubén Palomero y el profesor de educación física, Mario Mancebo, ambos españoles, decidieron preparar un libro que reúne el futbol y el inglés. Speak football cuenta con casi 400 páginas que manejan un vocabulario, terminología y expresiones dentro y cerca de la cancha de futbol, la que se escucha en inglés y de boca de entrenadores, futbolistas, árbitros, periodistas y directivos que viven del balón.

Palomero acepta la charla y comenta que “se han hecho dos ediciones. En España ha salido con el futbolista Fernando Torres como embajador. En México colaboró el portero Guillermo Ochoa”.

Jugadores, árbitros, presidentes y periodistas.

En 2007 comenzó a surgir la idea de hacer un producto atractivo para los protagonistas del balompié. Además, encontrar la manera de que el estudiante que gusta del futbol se motive. Fuimos recopilando información y terminamos haciendo un libro de casi 400 páginas con 25 capítulos entre vocabulario, verbos, expresiones, frases comunes, terminología y anécdotas.

 

 

 

¿Qué jugadores están involucrados en el libro?

El libro se lanzó en España con la imagen de Fernando Torres, quien jugó en la Liga Premier. Y en México con Guillermo Ochoa. Nos ayudan con la promoción del contenido. El lector en México encontrará al portero como protagonista y explicando varios capítulos.

¿Quiénes lo están utilizando?

Jugadores en La Liga, Liga Premier, en la MLS. ¿Nombres? Nos lo han comunicado Sergio Ramos, Lucas Vázquez, Koke, Andrés Iniesta, Sergio Busquets. Hace poco estuve con el entrenador asistente del Arsenal, Emery, y me comentó que compró un libro por cada miembro del staff.

Usted, como futbolista, ¿tuvo problemas con el idioma?

Comencé a aprender el inglés hasta los 18 años y antes tenía problemas para comunicarme. Eso fue lo que me motivó a preparar un libro con las frases comunes dentro de la cancha, de otra manera te vas aislando. No tienes idea de cómo ayuda el idioma para desenvolverte en el equipo y en entrevistas. Te toca un árbitro canadiense, por ejemplo, y no entiendes las explicaciones si no hablas el idioma.

Usted y Mario Mancebo son los autores.

Mario Mancebo es un profesor de educación física con gran dominio del inglés, le comenté mi proyecto y buscamos la manera de hacerlo efectivo. Nos tardamos 10 años, pues hasta 2017 contactamos con Fernando Torres y Guillermo Ochoa. El Niño es protagonista para la edición en España y Memo en la edición que ya se vende en México. Ambos son jugadores valientes que salieron de sus países y el idioma no los detuvo. Era una labor muy compleja, juntar el vocabulario dentro de las canchas, expresiones e historias. Trabajar, además, con expertos del idioma.

Existen poliglotas en el balompié.

En el futbol moderno existen entrenadores que se mudan a otro país y en poco tiempo se expresan en otro idioma. Un claro ejemplo es Pep Guardiola, quien llega a la liga de otro país y ya se está comunicando. Lo hizo cuando llegó a Alemania y repitió la fórmula en el Manchester City. Unai  Emery hizo lo mismo cuando llegó al Arsenal. Como entrenador es importantísimo hacerse respetar. Muchos técnicos se han perdido en el camino por no darse a entender cómo se necesitaba.

Lo mismo ocurre con los jugadores.

La MLS se ha convertido en un reflector para muchos futbolistas europeos. Entienden que al llegar tienen que discutir su contrato, atender a la prensa y desenvolverse en las redes sociales. Dos de los grandes protagonistas en dicha liga son el mexicano Carlos Vela y el sueco Zlatan Ibrahimovic. Además de las virtudes mostradas en la cancha, ambos se desenvuelven perfectamente hablando inglés.

¿Speak Football podría convertirse en una especie de Biblia en el futbol?

Nosotros la llamamos así, la Biblia para el futbolista.

Los periodistas llegamos a perder entrevistas exclusivas por no hablar inglés. Muchos se conforman con ponerse los audífonos en las conferencias y esperar a que los traductores hagan su trabajo.

En necesario tener una base del idioma, pero te ayuda mucho aprender las frases habituales y el vocabulario que utilizan todos los protagonistas del futbol. Es frustrante asistir a una Copa del Mundo y no poder hablar directamente con un personaje principal por no hablar el idioma. En un trabajo como el periodismo es importante tener esta herramienta.

En Europa es normal que existan jugadores y entrenadores con varios idiomas.

Los holandeses tienen una facilidad para dominar varios idiomas. Un claro ejemplo es el estratega Frank Rijkaard, quien jugó en Italia con el Milán y domina el italiano. Cuando llegó al banquillo del Barcelona, ya tenía un español bastante bueno. Para los demás es cuestión de trabajo. En España tengo que repetir el nombre de Pep Guardiola, quien es un tipo culto en muchos sentidos. Él, antes de firmar con el City, tuvo un año sabático en Nueva York. Otro que se expresa muy bien es Mourinho, quien habla portugués, español e inglés.

¿Hay futbolistas a los que les ha afectado no hablar otro idioma?

El técnico argentino Diego Simeone habla italiano pero, cuando era futbolista, le daba miedo ir a la Liga Premier por no hablar inglés. A Mauricio Pochettino, ahora mismo dirigiendo en Inglaterra, le costó mucho expresarse en ruedas de prensa. El delantero galés  Gareth
Bale lleva más de cinco años en el Real Madrid y no habla nada de español. Tampoco se le conoce ninguna entrevista que haya dado en un idioma que no sea el suyo. Parece mentira, pero eso lo tiene aislado de la prensa y no se ha integrado totalmente con el resto del equipo. Al final, repercute.

¿Los equipos ingleses no tienen escuelas de idiomas para sus jugadores extranjeros?

Normalmente, los jugadores llegan sin hablar el idioma y varios clubes les ponen profesores particulares de inglés. Los entrenadores suelen prepararse antes, tienen un mayor nivel comunicativo. Antes era común que los técnicos tuvieran un traductor en los entrenamientos y los juegos, pero eso dejó mucho que desear.

Cristiano Ronaldo, Leo Messi, Neymar.

Cristiano Ronaldo estuvo en el Manchester United y habla perfectamente inglés. En una entrevista con el Real Madrid, reconoció que todas las mañanas escuchaba el idioma. Es portugués, también habla español y ahora comienza a dominar el italiano. Del argentino Lionel Messi desconozco si habla inglés, aunque nunca le he escuchado en dicho idioma. La ventaja que tiene es que domina el balón y se desempeña en Barcelona. De Neymar, tampoco lo tengo claro.