Críticas a Mike Pence por llegar con 8 automóviles a una isla donde están prohibidos desde hace 120 años

El vicepresidente de EE.UU, Mike Pence, ha recibido fuertes críticas tras llegar este viernes con una caravana de ocho vehículos a la isla de Mackinac (Michigan), donde el transporte motorizado está prohibido desde hace más de de un siglo, informan medios locales.

Muchas voces han calificado este acto como una falta de respeto y hasta «un sacrilegio» por quebrantar la restricción que rige en el territorio desde 1898.  

La isla se caracteriza por el uso exclusivo de bicicletas, patines, carruajes y caballos, a excepción de los vehículos de emergencia y las motos de nieve durante el invierno. Incluso cuando el presidente estadounidense Gerald Ford visitó el lugar junto a su esposa en 1975, ambos se desplazaron por ella en una carroza tirada por caballos.

Pence viajó a Mackinac para participar en la conferencia bienal de liderazgo del Partido Republicano, celebrada allí durante el fin de semana.

El equipo del vicepresidente usó camionetas blindadas alegando medidas de seguridad. Sin embargo, llamó la atención que mientras él se movilizaba en los autos, la Policía que lo escoltaba utilizaba las acostumbradas bicicletas.  

«Nuestra isla ha sido un paraíso sin coches desde siempre, un pedazo de historia congelada en el tiempo. Dígale a cualquier persona de Michigan que el vicepresidente acaba de conducir no uno, sino ocho coches por esta isla y vean cómo hierve su sangre», publicó en redes Julia Pulver, una excandidata al Senado por el Partido Demócrata, cuya publicación superó los 7.500 retuits.