Convoca UNPF a Gobierno federal a construir modelo de regreso a clases seguro y eficiente

Por José Gregorio Aguilar

Después de calificar como una imprudencia la decisión de la Asociación  Nacional de Escuelas Particulares de convocar a clases presenciales en Marzo, justo después de que en enero se registró el nivel  más alto de contagios de Covid-19, el presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) Leonardo García Camarena convocó a la SEP a construir un modelo de regreso a clases que sea seguro y eficiente.

         Además, sostuvo que las autoridades federales se han quedado rezagadas con el Programa Nacional de Vacunación,  ya que según sus propias palabras, el avance es ridículo y es muy bajo el porcentaje de la población que ha sido inmunizada.

“Con todo eso consideramos imprudencia convocar a clases presenciales en marzo por muchas razones una, venimos del mes más alto de pandemia por más de mil muertes diarias, 32 mil en promedio de suma total solo en enero, dos el nivel de vacunación en lugar de traer 52 mil vacunados diarias para alcanzar la meta que se propuso el gobierno  para los adultos mayores o para la población en general traemos un avance ridículo aunque se diga lo que se diga la realidad nos dice lo contrario en materia de vacunación”.

         Sin embargo, García Camarena no dejó de reconocer la difícil situación económica por la que atraviesan las instituciones particulares las cuales han perdido un 31 por ciento de su matrícula, además de que la estrategia “Aprende en Casa” no funciona porque ha originado un bajo aprendizaje y desatención a las clases, sobre todo en el nivel bachillerato.

“Comprendemos que el modelo Aprende en Casa no ha funcionado, el 37 por ciento de alumnos de  bachillerato dicen que  han aprendido poco  y los alumnos de 12  a 18 años  de edad afirman que han dejado de participar o que han  disminuido el tiempo de atención o seguimiento de clases en más del 30 por ciento”, expuso.

El presidente de la UNPF citó que la decisión de la ANEP  puede originar consecuencias laborales muy delicadas en el caso de que se registrara un brote entre el personal educativo o administrativo, de manera que llamó a la prudencia y a la sensatez para esperar mejores condiciones respecto a disminución de contagios y de incremento de vacunas para empezar con clases presenciales.

“Si se dictaminó al Covid el año pasado como causa de riesgo laboral se van a meter en un gran problema las escuelas a las que les dé un rebrote en algunos de sus colaboradores maestros personal administrativo porque esa persona puede pedir a la escuela que le cubra los gastos; hacemos llamado a la prudencia y a la sensatez a esperar mejores condiciones de disminución de contagios y de incremento de vacunas”. Concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: