SNTE y GNTE en contra de la decisión de de Escuelas Particulares de abrir clases presenciales en Marzo

Por José Gregorio Aguilar

El Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) y el Gremio Nacional de los Trabajadores de la Educación (GNTE) coincidieron  al opinar   que abrir las clases presenciales en Marzo, cuando ni siquiera se ha vacunado contra el Covid-19 a los maestros, es poner en riesgo al personal educativo y a los alumnos.

         El líder de la Sección 30 del SNTE Rigoberto Guevara Vázquez fue claro al declarar que “respetamos la postura y opiniones de otras organizaciones y de esos compañeros; pero nosotros pensamos que las escuelas no deben abrirse hasta que no se vacune a todos los maestros”.

         Por su parte, el representante nacional del nuevo sindicato de maestros, es decir el  GNTE, Homero Polito, opinó que  una gran parte de los dueños de las  instituciones particulares anteponen el interés económico al  de la salud e insistió que con esa determinación están exponiendo a los maestros a ser contagiados, muchos de los cuales ni siquiera tienen seguridad social debido a las condiciones en las que son contratados por el sistema de educación particular.

         “Un alto número de particulares, con honrosas excepciones,  llegan a lucrar con la educación pero en este caso por este motivo pondrán en riesgo la ida de muchos maestros que en su caso no tienen ni siquiera las prestaciones necesarios porque así es el sistema de educación particular”.

         En su opinión, las Secretarías de Educación en los Estados tendrían que ser más estrictas en cuanto a las fechas de las posibles reaperturas de las escuelas en general y eso sería únicamente hasta que el  semáforo epidemiológico verde llegue a  las entidades y que se compruebe que por varias semanas se mantienen en ese color; con esta condición y con el personal docente vacunado, ya es posible pensar en las clases presenciales, precisó el dirigente magisterial.

         Finalmente, Homero Polito aceptó que la recuperación de la pérdida del ciclo escolar se llevará entre 5 y 6 años pero eso es una consecuencia propia natural de la pandemia por Covid-19 en donde ante todo lo más importante era proteger a toda la población de contagios.

A %d blogueros les gusta esto: