The Economist : Beltrones ¿sucesor de Osorio Chong?

Ante la peor crisis de inseguridad que vive el país, corre la versión de que Osorio no puede y llegaría el "colmillo rectorcido" de Manlio Fabio Beltrones, de mano dura.

Ante la peor crisis de inseguridad que vive el país, corre la versión de que Osorio no puede y llegaría el «colmillo rectorcido» de Manlio Fabio Beltrones, de mano dura.

La revista norteamericana afirma que el mandatario federal gobierna “a través de un grupo de tecnócratas jóvenes y brillantes”, sin embargo en puestos relacionados a seguridad “trabaja con los viejos tiempos del PRI incondicionales”

 

La revista The Economist consideró que el actual coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones, es el hombre “providencial” para conducir la “peor” crisis desde del gobierno de Peña Nieto desde la Secretaría de Gobernación.

En su edición digital, la revista norteamericana afirma que el mandatario federal gobierna “a través de un grupo de tecnócratas jóvenes y brillantes”, sin embargo en puestos relacionados a seguridad “trabaja con los viejos tiempos del PRI incondicionales”.

“A pesar de que no está en la naturaleza del presidente para salir a la calle su camarilla, su gobierno estaría impulsado por una figura más importante como ministro del Interior, con la libertad de actuar. El candidato obvio es Manlio Fabio Beltrones, líder del PRI en el Congreso”, se detalla.

En el artículo titulado “A test of Peña Nieto’s mettle” se precisa que el gobierno de Peña Nieto parece pensar que si se resuelve el caso Iguala, eso aliviará la presión social nacional e internacional.

“El gobierno parece pensar que si se resuelve el caso de Iguala, aliviará la presión. Se puede subestimar la profundidad de la preocupación pública por la seguridad. Esta semana, en una reacción tardía a Iguala, el presidente instó a la oposición a unirse a él en un pacto por el imperio de la ley. Para los críticos, esto parece una evasión de la responsabilidad”, se advierte.

La publicación norteamericana enfatiza que si Peña Nieto es capaz de reaccionar a los acontecimientos, estrategias de cambio y redirigir la nueva agenda política; habrá demostrado “a sí mismo un político mucho más importante de lo que ahora se ve”.

Criticó que el gobierno mexicano respondió con demasiada lentitud al caso de los normalistas desaparecidos y que Peña Nieto puede perder la iniciativa para sus cuatro años restantes en el cargo y la credibilidad que necesita para proseguir sus reformas económicas.

 

A %d blogueros les gusta esto: